lunes 25, junio 2018 | Actualizado 06:38
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La Casa de Papel, la serie española de la que está hablando todo el mundo: lo que deja la primera parte y dónde ver la segunda

21/02/2018 09:20 hs
La historia de un enorme golpe a la Casa de la Moneda española es la gran estrella de Netflix y está en boca de todos.

Por Luis Ángel Molinas

Twitter: @molinasluis  

lmolinas@diarioveloz.com

 

'La casa de Papel' es la gran serie furor en estos primeros meses del 2018. Si bien la producción de origen española fue presentada en televisión en su país por Antena 3 en 2017, el estallido se produjo por la incorporación de la primera parte de la historia a la plataforma de contenidos audiovisuales Netflix. Y ahora está en boca de todos en Argentina, incluso varios famosos, que no pierden oportunidad de comentar sobre ella en las redes sociales.


La serie, creación de la productora Atresmedia con colaboración de Vancouver Producciones, se estrenó en la pantalla del canal español Antena 3 el 2 de mayo del año pasado, finalizando el día 23 de noviembre. En su versión original, 'La casa de papel' cuenta con 15 capítulos de poco más de una hora, pero Netflix decidió acortar varios de ellos para lanzar una primera temporada de 13 capítulos de 40 minutos de duración promedio y una segunda parte que se subirá en los próximos meses.


Atención: a partir de aquí puede que hayan algunos adelantos de los capítulos de la primera y de la segunda parte de la serie.


La historia central de 'La casa de papel' se basa en un plan de un robo encabezado por un hombre, Sergio Marquina, alias 'El profesor' o 'Salvador Martín' (Álvaro Morte), quien reúne a un grupo de personas marginales de la sociedad y con experiencia en delitos de hurtos y robos importantes para llevar a cabo el atraco más grande de la historia de España: un asalto a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.



      equipo la casa de papel


El plan que tiene en mente 'El profesor' está minuciosamente estudiado y parece sencillo de llevarlo a cabo: propone ingresar en la Fábrica Nacional de la Moneda, tomar de rehenes a los empleados y a un grupo de estudiantes que en ese día realizaban una excursión al sitio, negociar mientras se obtiene el dinero y escapar sin dejar ningún rastro ni heridos. Hasta los movimientos que la Policía va a realizar en consecuencia están planificados.


      Embed


Los pasos a seguir enmarcados en el plan son tan importantes como el mensaje que quiere dar 'el Profesor': los delincuentes no robarán nada que esté de por sí dentro de la Casa de la Moneda de España, sino que fabricarán sus propios billetes. La metodología responde a una base filosófica del cabecilla de la banda, que él mismo explica durante el transcurso de la historia: así como la institución robada puede imprimir billetes para "inyectar liquidez" en el mercado o para transferir a otros bancos, ellos también podrán crearlos pero para quedárselos en sus bolsillos; como si fuera "un robo a nadie", una suerte de maniobra para criticar al funcionamiento mismo del sistema bancario.

 

Con este mensaje "antisistema", más la premisa de que durante todo el robo, si el plan salía a la perfección, no iba a salir nadie herido ni derramarse sangre, 'el profesor' pretendía ganarse el cariño de la opinión pública y de los medios de comunicación ante la ineptitud de la policía para liberar a los rehenes o descifrar el tan mentado plan de un robo de marginales sociales a los "ladrones de guantes blancos".



      la casa de papel estudio.png


En ese sentido, el asalto y cada historia personal nos plantea que el verdadero motivo del atraco es por una especie de "justicia social"; cada uno de ellos tomó muy malas decisiones en la vida y con éste plan están fabricando una especie de bien común y atentado contra el sistema que nos hace poner de su lado.


El plan, que el mismo Profesor enseñó detalle por detalle a sus alumnos ladrones durante cinco meses en una finca en las afueras de Madrid, también llevaba la señal de un concepto clave: el tiempo, que sería necesario para imprimir la mayor cantidad de billetes posibles, cuyo primer objetivo había sido alcanzar la suma de 2400 millones. Es así que Marquina también debió idear extensas formas de negociación, la puesta de pistas falsas y hasta juegos de distracción para que la Policía y la intrépida inspectora a cargo, Raquel Murillo (Itziar Ituño), no le siguieran el rastro.



      Embed


Pero hay algo que el Profesor no tuvo del todo en cuenta: puso toda su atención en el prontuario delictivo de sus secuaces y en lo que se debía hacer en cada momento del plan, pero no pensó en la historia personal de cada uno, sus motivaciones, sus emociones y sentimientos. Ni siquiera estimó lo que podría sucederle a él.



En cualquier convivencia de un grupo humano, y en especial cuando sus individuos provienen de orígenes tan distintos, aunque los una la característica de haber dado grandes golpes a bancos y joyerías, surgen inconvenientes.


Y en la banda de ladrones no iba a faltar, en especial cuando los ladrones creen que el golpe casi perfecto marchaba en buen curso. La armonía que reinó durante los largos días que estudiaron paso a paso el plan maestro implosionó en varias crisis durante la semana que duró el robo. Además, el encierro catapulta cada discusión y agranda los enojos: es allí donde se ve lo realmente humano, lo que 'el Profesor' no llegó a observar.


      la casa de papel rehenes.jpg


Una de las protagonistas de la banda de delincuentes encapuchados de traje rojo y con máscaras de Salvador Dalí tapando sus rostros y que ocultan su identidad bajo nombres de ciudades del mundo es Silene Oliveira, alias Tokyo (Úrsula Corberó, novia del Chino Darín). Con ella comienza la historia: prófuga de la Justicia luego de un robo que salió mal y en el que murió su novio, la desobediente joven acepta la propuesta del Profesor, que en la primera escena la salva de ser entregada a la Policía por su madre, convirtiéndose en su "ángel de la guarda". Dentro de la Fábrica, es una de las primeras en armas tomar.


      la casa de papel


Con tendencias a meterse en líos, Tokyo se enfrenta durante la estadía en la Casa de la Moneda a Andrés de Fonollosa, alias Berlín (Pedro Alonso), delincuente experto en asaltos a joyerías y quien controla, con soberbia y casi sin escrúpulos -maquiávelico-, que las tareas se desarrollen con normalidad, tal como lo planeó el Profesor, a quien lo une un lazo especial que se develará durante el final de la trama. En la primera parte de la historia también se conoce que Berlín padece una grave enfermedad -a partir de la cual también es identificado por los investigadores- y que no le quedan muchos días de vida, lo que justifica su acción sobre el final de la serie.


      la casa de papel berlin


Tokyo se enamora de Aníbal Cortés en los días de convivencia previo a la concreción del plan, alias Río (Miguel Herrán), el joven experto en hackeos informáticos, y en medio de ese romance surge uno de los primeros errores de los asaltantes: ambos fueron captados por una cámara y la Policía pudo identificarlos con nombre y apellido en las primeras horas del atraco. Este primer error inicial fue el que desencadena el resto de las situaciones que tanto el grupo dentro de la Fábrica Nacional como el Profesor desde el exterior del edificio deben sortear para que el plan se mantenga en pie.


      tokyo y rio.jpg


El enamoramiento con una rehén es una situación que potencia Daniel Ramos, alias Denver (Jaime Menéndez Llorente) , quien es conquistado por Mónica Gaztambide (Esther Acebo), que también cae en los encantos del joven rebelde y, aunque en un principio lo traicionó y quiso escapar, luego la convenció para ponerse del lado de los secuestradores y "trabajar" a la par de la banda.


      monica gaztambide.jpg


Además del amor, el plan debe ajustarse a seguir en pie aún a pesar de la muerte de dos de los ladrones del grupo: Agustín Ramos (Paco Tous), a quien lo une un vínculo directo con Denver y fallece en un enfrentamiento con la Policía, y Dimitri Mostovói, alias Oslo (Roberto García), quien murió a manos de un pequeño grupo de rehenes que se rebelaron.


Yashin Dasáyev, alias Helsinki, un extranjero de Europa Oriental ex combatiente de guerra, de aspecto tosco pero de carácter sensible ante el estado de los rehenes, es el último hombre de la nómina. Por ejemplo, es uno de los que más cuida de Arturito cuando este es herido de bala por agentes de la Policía y no abandona a Oslo en los instantes siguientes al levantamiento de los rehenes.


Quien fuera ganando el protagonismo en la serie es Ágata Jiménez, alias Nairobi, la encargada de que el proceso de impresión de billetes sea óptimo y quien en el momento de mayor crisis llega a desplazar del mando a Berlín. Más comprensiva y comunicativa que éste, y con una dura historia familiar encima, Nairobi es la que intenta tomar el control luego de la disputa entre las fracciones que apoyan a Andrés de Fonolloza, líder puesto a dedo por el Profesor, o la desafiante Tokyo.


      Embed


Quien controla desde el exterior que el plan marche con normalidad es Sergio Marquina, el cerebro de la operación y un artista del disfraz a la hora de solucionar los "cabos sueltos" que dejó la banda afuera del edificio ya sea en la previa del robo o durante las horas en las que se cometía el ilícito.


      marquina.jpg


'El Profesor' es también quien tiene la ardua tarea de negociar con la inspectora Raquel Murillo, una mujer de carácter fuerte, separada y con una pelea familiar con el padre de su hija por la tenencia debido a una denuncia de violencia de género- y de despistarla cada vez que la investigadora creía llegar a la resolución del caso.



Con el objetivo inicial de entorpecer la investigación, su intromisión en la vida de Raquel, presentándose como un amigable Salvador Martín, fue creciendo y fue tal la confianza y la confusión que terminó por entablar una relación amorosa con la inspectora que no estaba en los planes.


      Embed


El amor hizo que el Profesor termine cometiendo errores que no tenía planificados y fue cercado varias veces por Murillo, quien estuvo a punto de delatarlo, luego de sentirse traicionada por quien pensaba que sería su próxima pareja, pero Marquina logró persuadirla y el operativo siguió en pie.


      la casa de papel profesor raquel


Ya convencida Murillo, su compañero el subinspector Ángel Rubio (Fernando Soto), fue el otro que complicó la definición del plan del Profesor. Ángel juntó pruebas contra Salvador por una intuición e intentó abrir los ojos de Raquel, enceguecida por el romance con Marquina. Casi lo consiguió, pero fue ella quien terminó de convencerlo a él de no hablar ante la Policía, con el mismo discurso que escuchó del ideólogo del plan.


      la casa de papel el profesor disfraz


A pesar de los defectos de cada personaje y los extraños vínculos amorosos, lo que el director Alex Pina logró es que como espectadores nos pongamos del lado de los asaltantes, al igual que en la historia 'el Profesor' pretende ponerse a favor a la opinión pública en el robo, así como también Raquel -y hasta su compañero Ángel, que enamorado de la inspectora, también tenía otros motivos para romper con la incipiente pareja- terminó por apoyar el golpe de Salvador.


      la casa de papel murillo angel


Ese giro nos lleva a querer que los conflictos dentro del grupo se solucionen lo más rápido posible, que logren llegar a la meta planificada y que incluso los planes de los rehenes por escapar se desbaraten para que el robo siga su curso.


Es así el caso de Arturito, quien se erige como el "malo" en la serie: engaña a su mujer con su secretaria -Mónica Gaztambide- y cuando ésta le dice que está embarazada pretende "borrarse", y es el rehén que motiva a los demás a buscar una salida del secuestro, mandando a otros a juntar el coraje que él no reúne para enfrentar a los ladrones.


      la casa de papel denver y arturito.jpg


Desde el primer capítulo nos ponemos del lado de los ladrones y queremos su éxito incluso más que ellos mismos. A todos nos hubiese gustado saber qué fue de la vida de cada uno de ellos, algo que queda inconcluso aún durante la segunda parte de la historia. Queremos que el asalto termine de la mejor manera: así como lo planificó 'el Profesor'.


La primera parte de la serie que cosechó varios galardones y fue récord de audiencia en España atrapó a muchos nuevos usuarios en Latinoamérica, quienes al ver el "final" de la primera parte se quedaron con ganas de más.


La segunda parte de la historia, la que cuenta las horas finales del asalto y su desenlace, se puede observar en internet en sitios como https://vepeliculas.tv/watch/la-casa-de-papel-season-2.html

De todas formas, si quieren esperar, estará disponible en Netflix a partir de abril.

 

TAGS
la casa de papel,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...