lunes 18, junio 2018 | Actualizado 11:52
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Alerta naranja por el calor: ¿llega la lluvia y baja la temperatura?

18/02/2018 17:05 hs
Buenos Aires vive un domingo sofocante con 35° de máxima y alta sensación térmica. La semana arranca sólo un poco más fresca.
La nueva ola de calor que soportan los porteños llegó a su pico de intensidad este domingo, con temperaturas sofocantes. Por la seguidilla de jornadas de agobio, el Servicio Meteorológico Nacional declaró en las últimas horas a la Ciudad de Buenos Aires en alerta naranja.

El organismo advierte así que estas condiciones ya pueden tener un efecto "leve a moderado" sobre la salud y ser "muy peligrosas", especialmente para los grupos de riesgo: bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y enfermos crónicos.

Tras un sábado muy cálido, donde la máxima había sido de 32 grados, para este domingo el termómetro arrancó en 24 y se pronostica un pico de 35 grados hacia la tarde, con "elevada sensación térmica" y cielo algo a parcialmente nublado.

Ya a las 14, la temperatura había escalado a 32,9°, que se sentían en piel como 38,2°. Y el horno "recién" comenzaba a calentarse. A las 16 se registraron 33,8° con una sensación de 39°.

El dato alentador es que el pronóstico indica, para las últimas horas del domingo y para todo el lunes una probabilidad de lluvias, chaparrones y tormentas aisladas, lo que ayudaría a traer algo de alivio, aunque no tanto como muchos desearían.

Para el lunes se espera que las temperaturas arranquen en 24° y escalen hasta los 32°. Para el martes, en tanto, aún con probabilidad de lluvias sólo por la mañana, la mínima será de 22° y la máxima, de 30°, con tiempo inestable hacia la tarde. Y el miércoles el rango previsto va de los 18° a los 29°, con cielo algo nublado.

Mientras dure la alerta naranja, para evitar los efectos del calor intenso, el Ministerio de Salud de la Nación aconseja evitar la exposición al sol y las actividades deportivas al aire libre, vestir ropa ligera de colores claros, tomar más líquidos (evitando el alcohol y las bebidas azucaradas), evitar comidas muy abundantes y permanecer en espacios ventilados o con aire acondicionado.

"Ante dolor de cabeza; vértigos; náuseas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados) -aconsejan- se deberá trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo, y hacer que mantenga la cabeza un poco alta". Luego, recomiendan intentar refrescarlo, "mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica".
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...