martes 18, septiembre 2018 | Actualizado 22:21
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Partidos de paddle y almuerzos "gasoleros": así se vive el retiro del gabinete de Mauricio Macri por dentro

16/02/2018 18:02 hs
Sólo el Presidente y su vice tienen habitaciones privadas. El resto debió acomodarse en cuartos compartidos.
El gabinete del gobierno nacional comenzó su retiro veraniego en Chapadmalal con un menú típico de los restaurantes para turistas de Mar del Plata: milanesas con papas fritas, ensalada y tarta de acelga, seguido del clásico postre Balcarce, además de panqueques con dulce de leche o ensalada de fruta.

La de este viernes se trató de la primera jornada del retiro, donde los ministros exponen su balance del último año de gestión y enuncian los planes para este 2018. Antes de las deliberaciones, algunos jugaron al tenis y al paddle, el deporte favorito del presidente Mauricio Macri.

Poco antes de comer, les tocó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y al Secretario de General de la Presidencia, Fernando De Andreis, dar una conferencia de prensa para contar qué temas se había hablado en la primera reunión del día.

Los asistentes al retiro llegaron el jueves por la noche a la localidad vecina a Mar del Plata y cenaron salmón con ensalada. Luego se acomodaron en las cabañas del complejo presidencial, construidas hace setenta años, divididos en grupos.

En la casa asignada a Macri, la número tres, se ubicaron los ministros de Agroindustria, Miguel Etchevehere y de Modernización, Andrés Ibarra, junto a Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios. Los secretarios privados del Presidente durmieron cerca, en la casa número dos.

Por su parte, la casa cuatro quedó para las dos damas del gabinete, las ministras de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Seguridad, Patricia Bullrich. El ministro de Justicia, Germán Garavano, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, pasaron la noche en la casa 5 y el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, se eligió (él fue el organizador del encuentro) la casa seis junto al Secretario de Medios, Jorge Grecco.

Según Clarín, en la casa siete quedaron dos parlamentarios -el presidente de Diputados, Emilio Monzó y el jefe del Interbloque de Cambiemos, Mario Negri- junto a los ministros de Salud y de Ciencia, Adolfo Rubinstein y Lino Barañao. En la casa ocho durmieron Jorge Triaca, ministro de Trabajo, y Juan José Aranguren, ministro de Energía.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, y el de Medio Ambiente, Sergio Bergman, se alojaron en la casa nueve, mientras que la diez fue la única cabaña con uso exclusivo: allí durmió la vicepresidenta Gabriela Michetti. La casa once fue asignada al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

La casa número doce quedó para el ministro de Finanzas, Luis Caputo, y Gustavo Lopetegui, de Jefatura de Gabinete. En la cabaña trece se acomodaron el canciller Jorge Faurie, los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Producción, Francisco Cabrera; de Educación, Alejandro Finochiaro y el asesor presidencial José Torello. En la catorce quedaron Luis Naidenoff, jefe del Interbloque de senadores de Cambiemos, y el jefe del Plan Belgrano, Carlos Vignolo. En la casa diecisiete, por último, quedaron alojados los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, de Defensa, Oscar Aguad y de Turismo, Gustavo Santos, junto a Pablo Clusellas, secretario Legal y Técnico.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...