sábado 17, febrero 2018 | Actualizado 18:16
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El duro relato del joven que salió a navegar con su kayak, naufragó y pasó dos días a la deriva

14/02/2018 07:50 hs
Marcos Tabarcachi reconoció que "el mar estaba bravo" cuando entró al agua.

Marcos Tabarcachi viajó desde Jujuy hasta la Costa bonaerense para descansar junto a su esposa y su hijo de 2 años. Como parte de las vacaciones, decidió cumplir uno de sus sueños y navegar en kayak. Así, ingresó al agua en Punta Rasa, San Clemente del Tuyú, y navegó a pocos metros de la playa. Pero sin experiencia, las olas y los fuertes vientos lo llevaron mar adentro, donde estuvo a la deriva por 48 horas, hasta ser rescatado este martes por personal de Prefectura Naval.

 

Fue su pareja Carla, quien dio aviso a Defensa Civil, al no tener noticias de su marido. Inmediatamente comenzó el despliegue de Prefectura, que incluyó un avión, un helicóptero y barcos.


Finalmente, este martes, un avión lo detectó a la altura de San Clemente, a unos 15 kilómetros de la costa, y marcó su ubicación para que el guardacostas "Bahía Blanca" pudiera rescatarlo.


      Embed

"Era la primera vez que usaba un kayak. Era uno de mis sueños. Entré al agua unos 40 metros y cuando intenté volver, ya no pude. Me pasó por inconsciente, por irresponsable. El mar estaba bravo y me metí igual", comentó Tabarcachi, de 29 años e integrante de la policía de Jujuy.

 

El hombre contó que tras la primera noche a la deriva, al amanecer ya había perdido contacto visual con la costa, por lo que a partir de ese momento optó por guiarse por el sol para tratar de remar hacia la playa. "Logré acercarme a la costa, pero eran fuertes las olas que no pude llegar y la corriente me volvió a tirar mar adentro", relató en diálogo con TN.

 

Sobre su primera noche en el mar, Marcos reveló que "pensaba en mi familia" y "sentía muchísimo frío, porque estaba en remera y pantalón corto". También contó que durante esa noche vio al helicóptero que lo buscaba, pero desde la nave no lo divisaron. "Cuando se hizo de día, remé sin parar desde que amaneció hasta que oscureció. Estaba cansado: veía la orilla, pero no podía llegar", afirmó.


Tabarcachi precisó que el momento más difícil de su odisea fue el lunes, cuando el kayak se dio vuelta y quedó lejos de su alcance. "Pensé que iba a morir porque eran olas muy grandes y se me hizo muy difícil nadar para recuperar el remo y llegar de nuevo. Sabía que sin el kayak y el remo estaba perdido", destacó. Y añadió: "Nadé entre las olas hasta que agarré el remo y después el kayak, pero hice como diez intentos de darlo vuelta para subirme y no pude, así que opté por subirme al kayak dado vuelta y así quedé hasta que me encontraron".

 

Marcos dormitó sentado de a ratos y no comió ni bebió durante sus 48 horas en el mar, ya que en el kayak "no tenía nada" porque su intención era "entrar unos metros, anclar y quedarme una hora pescando". Tras ser rescatado y trasladado al hospital, sólo se le colocó un suero para contrarrestar la deshidratación.

TAGS
naufrago, marcos tabarcachi,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...