martes 20, febrero 2018 | Actualizado 14:35
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La hija menor de Balcedo fue mordida por una serpiente venenosa y está "delicada"

09/02/2018 09:19 hs
Ocurrió mientras la chiquita de dos años jugaba en la chacra El Gran Chaparral. Le dieron autorización para visitarla en el hospital.

La hija menor de Marcelo Balcedo, el ex titular del SOEME detenido en Uruguay por presunto lavado de dinero -entre otros delitos-, se encuentra internada en el hospital de Maldonado en estado "delicado" luego de haber sido mordida ayer por una serpiente venenosa mientras jugaba en "El Gran Chaparral", la chacra del sindicalista en Piriápolis, localidad cercana a Punta del Este.

 

La información fue confirmada por uno de los abogados de Balcedo, Víctor Della Valle, al diario uruguayo El País. El letrado precisó que la chiquita de dos años se recupera luego de estar "grave" y que por precaución "va a seguir internada hasta el sábado".


Sin embargo, en declaraciones a El Observador, el director del hospital, Waldemar Correa, dijo que la niña está en "estado delicado" y agregó que los médicos evalúan pasarla a cuidados intermedios, ya que por el momento está internada en una sala común.

 

Por su lado, el abogado reveló que tanto el gremialista como su esposa y madre de la niña, Paola Feige, quien también se encuentra detenida, recibieron un permiso judicial por dos días para ver a su hija en el hospital durante el horario de visita.


Para Della Valle, este suceso deja en claro la importancia "que la madre esté en la casa con los niños". Tras la detención de Balcedo y Feige, los tres hijos de la pareja -todos menores de edad- se encuentran al cuidado de una tía, hermana de la madre.


La defensa de Feige había solicitado ante el juez el pedido para que su clienta cumpliera la pena bajo prisión domiciliaria o con una tobillera electrónica, para poder estar cerca de sus tres hijos. Sin embargo, la Fiscalía había solicitado que se mantenga la medida cautelar de prisión preventiva ya que existe riesgo de fuga.

TAGS
marcelo balcedo,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...