jueves 19, julio 2018 | Actualizado 18:21
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Solicitan la investigación del sindicalista K Víctor Santa María por varios viajes sospechosos a Panamá junto a su testaferro

15/01/2018 07:47 hs
El jefe del gremio de porteros se trasladó allí ocho veces en los últimos seis años, y en determinadas ocasiones coincidió con su presunto testaferro.

¿Crees que Víctor Santa María será el próximo sindicalista K detenido?

Si 
No 
No sabe, no contesta 
Si
 
96.83%
No
 
1.59%
No sabe, no contesta
 
1.59%

Víctor Santa María sumará una nueva presentación en su contra, luego de quedar en la mira de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de la Justicia por posibles operaciones de lavado de dinero. Esta vez será para que se investiguen sociedades offshore relacionadas con su presunto testaferro, Andrés Stangalini, que blanqueó $ 136 millones.


Las acusaciones surgen de una denuncia que hará la diputada Graciela Ocaña, que indica que el jefe del sindicato de los porteros (SUTERH) viajó a Panamá ocho veces en los últimos seis años y que, en determinadas ocasiones, Santa María y Stangalini "coincidieron en numerosas fechas y destinos".


Stangalini constituyó algunas de las empresas del sindicato que lidera el presidente del PJ porteño, a su vez dueño de un conglomerado de medios K como Página 12. Como reveló un informe de Periodismo Para Todos (PPT), el contador es proveedor del gremio en operaciones inmobiliarias. Tiene empresas en el exterior y es investigado por movimientos sospechosos de cuentas radicadas en Miami e Islas Vírgenes Británicas por más de U$S 2 millones.


Ocaña dijo que recibió de forma anónima "cierta información que da cuenta de que Santa María y Stangalini habrían viajado al exterior, coincidiendo en numerosas fechas y destinos". "Esta situación resulta sumamente extraña y brinda más indicios para considerar que existe una posible sociedad y/o amistad entre ambos", indica el escrito que Ocaña presentará en la causa a cargo del juez federal Claudio Bonadio.


Dos de los viajes sospechados son al Mundial de Sudáfrica 2010 y a España, en 2013. De acuerdo a la presentación de Ocaña el sindicalista y su presunto testaferro pasaron al menos dos días en Sudáfrica y coincidieron "tanto los vuelos de ida como de regreso". En el caso de Panamá viajaron con dos meses de diferencia, cuando hacía tres años que Stangalini no iba al exterior.


Stangalini habría operado con sociedades offshore y en paraísos fiscales a través del estudio panameño Mossack Fonseca & Co. "Los hermanos Stangalini serían accionistas de Mayville Trading Equities LTD, radicada en las Islas Vírgenes Británicas, conocido paraíso fiscal, con intervención del Banco Sabadell de Miami, EE.UU.", indica el documento, al que accedió Clarín. En Islas Vírgenes tiene sede la sociedad Polymer National Corp, administrada por el contador en la Argentina y que, según la UIF, "recibió en cuenta propia en entidad bancaria local, fondos librados por el SUTERH".


Para la unidad antilavado, Santa María está vinculado con paraísos fiscales, como la sociedad Primafides (Suisse) SA, que opera en Bermuda por medio de Lloyd George Management Ltd. De acuerdo al organismo se trata de la ex "Alto Trust Ltd", que a su vez administra Vica Trust, que tiene a los Santa María como beneficiarios finales.


Las sospechas de la UIF


La UIF presentó tres informes para que se investigue a Santa María, en los que se consigna que desde el sindicato se giraron millonarios fondos "con fines ajenos a la actividad sindical" a empresas en las que está el contador. Entre las sospechas está que parte de estos fondos volvieron a empresas del conglomerado de Santa María, del que también se investiga si tiene una cuenta con US$ 6,5 millones en Suiza.


Entre los movimientos investigados están el giro de $ 50.828.912 a la empresa Construcciones Algol SA, de Satangalini, entre febrero y agosto del año pasado. Según el informe de la UIF, al que accedió Clarín, parte de estos fondos volvieron al grupo Santa María. Otra compañía del proveedor, G1 S.A, recibió $ 24 millones del SUTERH. Una parte de ese dinero fue al club Barracas, que preside Santa María, mientras que el 40% fue retirado en efectivo y se desconoce su destino.


Santa María: "La acusación es contradictoria"


El jefe del SUTERH dijo que las acusaciones son "contradictorias" y se desligó de las sospechas con Stangalini, señalado como su presunto testaferro. "No sé qué hace cada proveedor de los más de 300 que trabajan con nosotros, cada miembro de su directorio en sus empresas. Nosotros verificamos que haya transparencia en cada contratación, que haya licitación en todos los temas, y cada empresario luego hará lo que mejor le convenga", dijo el gremialista.


"Lo más preocupante es que un organismo del Estado brinde información de un secreto bancario. Si hay algún delito que se investigue. La ley (de blanqueo) supuestamente era para que salgan los testaferros y aparezcan los nuevos dueños, pero acá buscan a un supuesto testaferro. Queda bien el título y el verano venía políticamente tranquilo, entonces esto llama la atención. En medio de la volteada quieren que caiga todo el mundo", acusó Santa María.


El sindicalista acusó a los medios de realizar una "campaña sistemática" y de que "en forma conjunta, dirigen sus dardos" contra su persona. "Lo venían haciendo desde el año pasado, pero no encontraron pruebas. Muchos fiscales y jueces corren a hacer denuncias y meter presa a gente sin pruebas, por lo que el hecho de que no lo hayan metido todavía preso a Santa María quiere decir que no le han encontrado nada", dijo. "Ahora van por la inversa: presionan a la justicia para ver qué fiscal lo cita empieza, sin pruebas, a Santa María", afirmó, en una entrevista a Radio 10.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...