miércoles 25, abril 2018 | Actualizado 11:32
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La familia de Nahir Galarza analiza irse ya de Gualeguaychú por el repudio de sus vecinos: "Todos quieren lincharla"

03/01/2018 07:06 hs
Es por el repudio que reciben desde que Nahir confesó haber asesinado a su pareja. Hablan de una "relación enfermiza".

"¡Asesinos!". El grito sale de un auto que pasa por la puerta de los Tribunales de Gualeguaychú. Los destinatarios son los padres de Nahir Galarza, la chica de 19 años que confesó haber matado de dos disparos a su ex pareja, de 20, el último viernes. Este martes la Justicia procesó y le dictó la prisión preventiva a la joven, y por el delito que se le imputa podría ser condenada a perpetua. La familia de la chica, que vivió toda su vida en esta ciudad, ya analiza mudarse de allí cuando finalice el juicio.


"Una relación enfermiza". Así definió la defensa de Nahir el vínculo que unía a la acusada con Fernando Pastorizzo. Ahora la Justicia investiga los celulares de ambos para analizar el tenor de los chats y las comunicaciones entre ambos en las horas previas al crimen, para tratar de determinar el móvil del asesinato.


La chica fue trasladada este martes a un calabozo de la Comisaría del Menor, la Mujer y la Familia, y le dictaron la prisión preventiva al menos por 60 días. Así lo decidió la Justicia después de que los médicos que la atendían en la sala de psiquiatría del Hospital Centenario de Gualeguaychú determinaran que ya estaba "estabilizada" emocionalmente.


Las autoridades habían decidido trasladarla allí, en principio, por una supuesta descompensación luego de que confesara el crimen. El principal temor de la fiscalía era que la chica intentara quitarse la vida.


La foto de la joven sin esposas, aunque escoltada por la Policía, provocó reacciones en las redes sociales. La estudiante de abogacía se sometió en la mañana del martes a controles psicológicos y los resultados fueron positivos. Por eso los médicos se lo notificaron al juez Guillermo Biré, que definió trasladarla a la comisaría. Como ahora hay feria judicial, recién en los primeros días de febrero está previsto que le realicen pericias psiquiátricas.


El lunes a la noche había habido una marcha a los Tribunales de Gualeguaychú para pedir Justicia por Fernando Pastorizzo y reclamar que Galarza fuera trasladada a una cárcel común. "Espero que esta asesina esté lo antes posible en una celda y no en una cama de hospital", había dicho Gustavo Pastorizzo, el padre de Fernando, en una de sus últimas declaraciones públicas. "Decidimos no brindar declaraciones para preservar nuestra intimidad", explicó.


Sergio Rondoni Caffa, el fiscal a cargo, dijo que la causa está caratulada como "homicidio doblemente agravado" por el vínculo y la utilización del arma. "Si se prueba, a Galarza le correspondería cadena perpetua", afirmó. El arma pertenecía al padre de la chica, que es policía.


En las últimas horas, Marcelo Galarza, el padre de Nahir, aseguró: "Estamos perdiendo a una hija. Ella no es un monstruo, no tiene el perfil de ser nada de lo que se cree. No tiene problemas de adicción. Ni siquiera fuma. Fue educada dentro de lo mejor que le pudimos dar". Y agregó: "No queríamos que esto se transformara en una persecución. Vamos a cumplir con todo lo que determine la Justicia".


Al ser consultado acerca de la relación que su hija mantenía con Pastorizzo, Galarza dijo que "salían desde hacía cinco años, pero nunca se reconocieron como novios". "Yo le decía que lo presentara y compartiera cosas con nosotros, pero ella no quería. El chico ni siquiera hablaba con nosotros. Era muy callado".


El policía también afirmó que existen testimonios que dan cuenta de que el joven golpeaba y hostigaba a su hija. "En las últimas horas estuvimos interiorizándonos. Sé que un día había ido a rendir un examen y 15 minutos antes tuvo 100 llamadas telefónicas suyas. Otra vez la encontramos muy golpeada, con la entrepierna en carne viva y con golpes en la espalda. En ese momento nos dijo que se había caído de la escalera, pero después nos enteramos de que él le pegaba.


La mamá de Nahir no había hablado en todo el día, pero al caer la noche rompió en llanto. "Esto es un sueño del que quiero despertar, me siento muy mal. Es difícil, nunca se me hubiera pasado por la mente", le dijo a Clarín. "Ella me dijo que estaba sufriendo, que estaba mal. Yo cuando la vi que estaba lastimada quería ir a hacer la denuncia. Pero ella me dijo 'mamá no te metas, porque son mis cosas'".


Fernando Pastorizzo apareció muerto el viernes con dos balazos. Horas después su pareja, Nahir Galarza, confesó haberle disparado con el arma de su padre.


Cuenta que se enteró la semana antes de la Navidad: "Nosotras vamos al gimnasio juntas todas las mañanas, tenía un moretón acá -dice mostrando la palma de su mano derecha-. Le había roto el anillo del moretón, tenía todo lastimado".


"La gente te dice cosas. Todos quieren lincharla, no sé qué quieren, ¿que la ponga en medio de la plaza y todos la linchen? No entiendo", señaló la mujer, que tiene otro hijo de 16 años, hermano de Nahir, con retraso madurativo. "Es mi hija, la amo, donde sea que la trasladen yo la voy a acompañar. No me dejan verla, hay un horario de visita, de dos horas, y después no me dejan más. Hacía dos días que no la veía", concluyó.


(Fuente: Clarín)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...