viernes 19, enero 2018 | Actualizado 18:35
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El Gobierno denunció penalmente a 11 diputados del kirchnerismo y la izquierda por "intentar abortar" la sesión por la reforma previsional

29/12/2017 16:10 hs
Les reprochó haber entorpecido la actuación de la Gendarmería y los acusó de franquearle la entrada a los manifestantes al Congreso.
El Gobierno denunció ante la Justicia federal a 11 diputados del kirchnerismo y la izquierda, a los que acusó de intentar hacer fracasar la sesión legislativa del 14 de diciembre pasado donde se aprobó la reforma previsional al franquearle la puerta a los manifestantes para que invadieran la Cámara de Diputados, al mismo tiempo que los acusó de amenzar a la Gendarmeria e interponerse para evitar detenciones.

La denuncia quedó a cargo de la jueza federal María Servini de Cubría y fue firmada por Guillermo Soares Gache, subsecretario de Articulación con los Poderes Judiciales y los Ministerios Públicos del Ministerio de Seguridad de la Nación, que depende de Patricia Bullrich .

Los denunciados son los kirchneristas Leopoldo Moreau , Victoria Mayra Mendoza, Horacio Pietragalla, Andrés Larroque , Daniel Filmus , Máximo Kirchner , Axel Kicillof , Marcos Cleri, Gabriel Mariotto , Nicolás del Caño , del Partido Obrero y Myriam Bregman del Partido de los Trabajadores Socialistas.

La denuncia puntualiza cinco hechos ocurridos en la tarde del 14 de diciembre pasado y señala que todos los sucesos violentos tuvieron como contrapartida los pedidos para que se suspenda la sesión legislativa. Las pruebas son testimonios de los gendarmes, un informe de Gendarmería e imagenes de TV.

El Gobierno acusó a los diputados de los siguientes sucesos:

Dijo que a las 13.30 del 14 de diciembre cerca de las vallas, a diez metros sobre Rivadavia, Moreau, Mayra Mendoza, Pietragalla, Larroque, Filmus, Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Gabriel Mariotto, Marcos Cleri, Myriam Bregman y Nicolás del Caño, "se abalanzaron sobre los gendarmes que se encontraban realizando el cordón de seguridad". Dijo que decían que el Gobierno era una dictadura y que los gendarmes se replegaron.

El segundo episodio denunciado son amenazas que profirió Moreau sobre un jefe de Gendarmería: "Se me acerca y emana insultos de todo tipo hacia mí persona y hacia los Gendarmes que integramos la Institución, (...), como así también realiza amenazas consistentes en el que el suscripto y todos los allí presentes perderíamos el trabajo, que él se encargaría de que esto no quede así ya que puede saber quién soy y echarnos de la Fuerza; que nadie iba a pasar para reprimir a los ciudadanos", declaró el Primer Alférez Carlos Gabriel López, jefe de la Segunda Sección Contra Disturbios del Primer Escuadrón de la "Base Moreno".

El tercer episodio identifica al diputado Pietragalla "obstaculizando las detenciones que estaba llevando a cabo personal de Gendarmería". Se ve el forcejeo entre el legislador y la fuerza.

El cuarto hecho se refiere a que los diputados Araceli Ferreyra y Marcos Cleri se aferraron a los barrotes de un camión de Gendarméria para evitar el traslado de detenidos.

El quinto episodio, de mayor peso político, es el de entorpecimiento de las sesión legislativa. Dijo el Gobierno que los diputados que fueron denunciados por los hechos ocurridos fuera del Congreso, una vez dentro, buscaron abortar la sesión y franquearle el paso a los manifestantes para evitar que sesionara la Cámara de Diputados.

"No puede descartarse como hipótesis delictiva la participación de estos funcionarios en el ilícito cometido por los particulares que intentaron perturbar el orden de la sesión legislativa", dice la denuncia."Un importante número de personas, mediante una inusitada agresividad y atacando con distintas elementos a las fuerzas de seguridad, solo tenían como objetivo ingresar al Congreso y, cuanto menos, perturbar la sesión que se estaba llevando a cabo, lo que fue impedido gracias al accionar de las fuerzas", señala el texto.

"Los aquí denunciados- que han realizado actos claros y concretos en pos de la perturbación de las sesiones, como tratar de franquear el ingreso de los manifestantes, intentando correr la protección que habían dispuesto las fuerzas, amenazando al personal de las fuerzas para que no cumplan con su obligación y, en el otro caso, tratando de impedir la detención de algunos manifestantes".

Y concluye que "no puede descartarse como hipótesis delictiva que la actividad desarrollada por los denunciados, obstaculizando el trabajo de la Gendarmería, impidiendo reforzar el cordón, interviniendo de manera injustificada en las detenciones que se practicaban y amenazándolos, haya tenido por objeto permitir el ingreso de los manifestantes y así impedir el inicio del debate parlamentario".
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...