jueves 18, octubre 2018 | Actualizado 21:57
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Dos detenidos durante los cacerolazos de anoche en el Congreso contra la reforma previsional

19/12/2017 06:59 hs
Las manifestaciones se produjeron en esquinas de varios barrios porteños y en la Plaza de Mayo. También hubo protestas en el interior del país y en la Quinta de Olivos.

Los cacerolazos nocturnos terminaron con nuevos incidentes entre los manifestantes y la Policía de la Ciudad que custodia el vallado frente al Congreso Nacional. Todo comenzó con piedrazos en Avenida Rivadavia y Rodríguez Peña, que fueron contestados por los efectivos con disparos de balas de goma. Luego avanzaron hasta retomar control de la Plaza de los Dos Congresos y efectuar redadas y corridas que terminaron con al menos dos detenidos.


En medio del debate que se está dando en la Cámara de Diputados por la reforma previsional, en distintos puntos de la Ciudad se escucharon al caer la noche los sonidos de las cacerolas. Se trató de una protesta que comenzó en los barrios, frente la Quinta Presidencial de Olivos, y concluyó en una concentración y vigilia en inmediaciones del Congreso Nacional.

 

Pasadas las 22.30, una columna de manifestantes avanzó por la calle Defensa y llegó a la Plaza de Mayo, donde continuaron con sus reclamos en contra de la medida que impulsa el Ejecutivo y que por estas horas se está debatiendo en el Congreso.


Luego, marcharon hacia la Plaza del Congreso, donde también confluyó una columna que venía por Callao. Allí, donde por la tarde hubo graves incidentes, que terminaron con heridos, detenidos y cuantiosos daños, se concentró una multitud que mantuvo durante la madrugada una vigilia. Si bien al principio no habían banderías políticas, poco a poco empezaron a aparecer identificaciones partidarias, sobre todo del kirchnerismo y de la izquierda.


      detenidos en congreso.jpg


Pasada la medianoche, otra columna de manifestantes llegó a la Quinta de Olivos con sus cacerolas para protestar contra el presidente Mauricio Macri.


En tanto, según informaron fuentes judiciales, un grupo de entre 15 y 20 manifestantes con cacerolas protestaron pasadas las 22.30 frente a la casa del juez federal Claudio Bonadio en el barrio porteño de Belgrano. Se trata del magistrado que procesó y pidió la detención y el desafuero de Cristina Fernández de Kirchner.


Vecinos de Caballito, Parque Patricios, Lugano, Villa Crespo, Palermo, Chacarita, Almagro, Boedo, Abasto, San Telmo, Parque Centenario, Congreso y otros puntos de la ciudad se expresaron haciendo ruido con los elementos que tenían a mano. Incluso algunos usuarios de Twitter reportan protestas en La Plata y otras ciudades del interior del país, como Santa Fe, Rosario, Mendoza, Córdoba y Comodoro Rivadavia.


El cacerolazo comenzó a partir de una convocatoria en redes sociales de perfiles afines al kirchnerismo, en repudio por la reforma que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri, aunque luego tomó vuelo propio. El hashtag #cacerolazo se impuso durante la noche del lunes y prosiguió en las primeras horas del martes. Usuarios publicaban fotos, videos y mensajes contra el gobierno nacional.

 

Desde la Cámara de Diputados, Leopoldo Moreau anunció que "los vecinos de la Ciudad están organizando cacerolazos y marchas al Congreso y Plaza de Mayo. Pido que no impidan esas marchas ni sean reprimidos". Sin embargo, la nota la dio la legisladora nacional Victoria Donda, que durante el debate pidió la suspensión y levantamiento de la sesión batiendo una cacerola.

 

Recordemos que los fuertes incidentes de esta tarde en los alrededores del Congreso dejaron más de un centenar de heridos, de los cuales 77 son policías. Además, la policía detuvo más de 60 manifestantes, por diversos motivos.


Cabe destacar que uno de los puntos más polémicos de la reforma previsional es que cambia la fórmula de ajuste: en lugar de ser semestral, en base 50% a la evolución de los salarios y 50% de la recaudación, se usará el 70% de inflación y 30% de suba de los salarios formales (Ripte), y se aplicará por trimestre. Con estos cambios, para el 2018 se calcula un "ahorro" para el Estado de casi $ 100.000 millones.

 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...