martes 12, diciembre 2017 | Actualizado 07:14
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Submarino ARA San Juan: "Queremos los cuerpos, que los saquen, necesitamos hacer un duelo"

01/12/2017 06:37 hs
Lo dijo la madre del tripulante Leandro Cisneros. La mayoría de los familiares cuestionó la decisión de la Armada.

El vocero Enrique Balbi abrió la demorada conferencia de prensa donde confirmó que la Armada ya no busca sobrevivientes, información que en la base naval de Mar del Plata los familiares de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, conocían desde unos minutos previos. Comenzaron a salir de la sala de oficiales deshechos, otra vez, como el día que supieron que en el submarino se había producido una explosión, y que estén dando por muertos a sus hijos, a sus hermanos, a sus esposos, los desgarra.


Les resultó inconcebible la información que recibieron del propio jefe de la base de submarinos, y piden que no dejen de buscar a sus seres queridos: "Queremos ver los cuerpos, que los saquen, necesitamos hacer un duelo", reclama Yolanda Mendiola, mamá del tripulante Leandro Fabián Cisneros (28), al salir, y como muchos otros parientes, promete no regresar a su ciudad, Jujuy, "hasta que me lo entreguen no me voy a volver".


Ninguna autoridad naval en Mar del Plata habló con los periodistas que aguardan información en la guardia. Las primeras familias en abandonar la sede militar salen en auto, y sus expresiones lo dicen todo. Están visiblemente dolidos, compungidos, y aún así es en base a lo que cuentan que se puede reconstruir lo que ocurrió en la sala de oficiales al escuchar lo peor: "Imagínense, hubo mucha bronca, muchos están enojados, otros colapsaron ahí adentro y tuvieron que ser atendidos", contó Mendiola.

 

"Si no saben dónde está -dijo-, no lo encontraron, dicen que van a buscar entre los doscientos y los mil metros, ¿cómo puede ser que nos digan que vayamos preparándonos para lo peor? Nosotros tenemos que cerrar este capítulo, tiene que ir a buscarlos".


Una amiga del submarinista Celso Oscar Vallejos, Susana Alvarez, se dejó rodear de micrófonos sólo para pedir a los periodistas que "insistan" con que siga el rescate porque "hay gente con fe de que todavía hay gente con vida". No les cierra el dato que la Armada da por fehaciente, que se extendió hasta el doble de tiempo la posibilidad de rescatar a los 44 marinos.


Muy nerviosa, a la mujer le resultaba muy difícil contar lo que le había tocado vivir unos minutos atrás: "No encuentro las palabras justas, es una situación muy tensa porque somos muchos los que sentimos que están con vida", sostuvo.


En la sala de la base naval donde los familiares reciben el parte diario había ayer unos 80 familiares, grupo al que también se suman oficiales amigos de los marinos desaparecidos y el equipo interdisciplinarios que los asiste, los psicólogos y psiquiatras, también enfermeros.


Volverían a reunirse para entrevistarse con el Ministro de Defensa, Oscar Aguad, que arribaría  a Mar del Plata para dar datos precisos sobre la decisión que tomó la Armada, la fase de desechar el rescate para centrarse en la búsqueda del submarino, no los conforma haber oído que no hay sobrevivientes y reprochan: "No puede ser -dijo una mujer al salir de la base naval, sollozando, alejándose muy rápido con dos amigas- que los quieran dejar tirados en el mar a los pibes".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...