miércoles 13, diciembre 2017 | Actualizado 13:55
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La historia de la actriz trans que enamoró al guionista ganador de un Óscar

26/11/2017 10:59 hs
Mariana Genesio Peña es la pareja del guionista Nicolás Giacobone, ganador de la estatuilla dorada en 2015.

Mariana Genesio Peña es una actriz trans que busca ser una estrella más de Hollywood, de la mano de su marido, el guionista Nicolás Giacobone, ganador del Óscar en 2015 por su trabajo en la película "Birdman".


Ella se siente mujer, y le encanta reafirmarlo. Es divertida, sencilla y busca disfrutar de la vida al máximo. Nació en Córdoba y de grande se vino a Buenos Aires. Sí, nació en el cuerpo de un hombre, pero ella siempre sintió que era una mujer, y que "estaba en la piel equivocada". Pioneras locales como Cris Miró y Florencia de la V la inspiraron a convertirse en quien realmente es hoy.


Su vida es muy diferente a lo que ella imaginaba en su infancia. Se esfuerza por mejorar cada día en la actuación, su gran pasión. Protagonizó una película en París, fue reconocida como actriz en varios festivales de Nueva York. Y este año participó en el filme "Animal", un proyecto que se estrenará en 2018 y dirigirá Armando Bo. El guión quedará a cargo de Nicolás Giacobone, la pareja actual de Mariana y primo de Bo. La película promete un gran thriller psicológico con los taquilleros y talentosos Guillemo Francella y Carla Peterson a la cabeza del proyecto.


La vida de Mariana Genesio Peña dio un vuelco cuando conoció a Nicolás Giacobone, guionista argentino y más tarde ganador del Oscar por el guión original de "Birdman", la película del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu. Mariana y Nicolás se enamoraron locamente, se fueron a vivir a Nueva York durante un tiempo y allí se casaron.


Ambos mantuvieron un perfil bajo, aunque conocidos en el ambiente del cine. Pero esa red carpet de la Academia de Hollywood del 2015 y el súper premio dorado de Giacobone  los hizo públicos "a la fuerza", para los argentinos y el mundo entero. Desde allí sus teléfonos nunca pararon de sonar.


"Soy de Córdoba. Me vine a vivir a Buenos Aires en el 2008 y al poquito tiempo de estar aquí, intentando encontrar mi lugar como actriz, muy frustrada por cierto, conozco a Nico (Giacobone), inesperadamente, y de una manera súper cursi. Nos enamoramos, nos pusimos de novios. Yo seguí con mi carrera como pude y él con la suya. Y de golpe vino toda esta locura de los premios por "Birdman". Al mismo tiempo surgió la posibilidad de irnos a vivir a Estados Unidos. Llegamos justo para el estreno de "Birdman" y a los dos meses empezaron las nominaciones, cosa que no esperábamos para nada", cuenta en diálogo con Infobae.


Sobre su relación dijo: "Nicolás es una persona muy especial. Tiene cero prejuicios, no se hace problema por nada. Y en cuanto a nuestra relación, lo tomó por sorpresa porque tampoco se lo esperaba..."


Luego agregó, sobre la forma en que se conocieron: "Como una comedia romántica, pero cursi. Estaba en un bar de la  avenida Corrientes, al que nunca antes  había entrado. Y él tampoco. Si eso no se llama destino... Nicolás entró a preguntar una dirección. En eso veo que entra un muchacho de 1,90 con una sola ceja y hubo flechazo. Preguntó algo y salió del lugar. Y dije, bueno, ya fue. Al ratito vuelve a entrar. Pide una mesa cerca de la mía y ahí nos miramos con interés, hasta que se acercó, muy nervioso, tomó coraje y me dijo: "¿Tomamos un café?" Y ya hace casi 9 años que estamos juntos. Esa noche lo invité al teatro. Iba a ir con una amiga, la llamé y le dije: "No vengas". Increíble, al mes ya estábamos viviendo juntos. Ese día que lo conocí, yo estaba muy deprimida porque me tenía que volver a Córdoba. Y todo cambió".


Sobre las posibilidades de trabajo siendo trans, Mariana habló de Buenos Aires y Nueva York, donde ahora vive hace bastante tiempo. "Yo siento que Buenos Aires es una ciudad súper de avanzada, súper abierta. Tal vez, en Nueva York se nota un poco más la diversidad en los puestos de trabajo. Se ve más diversidad en cualquier negocio u oficina ...pero nada más", indicó.


"Siento que se empieza a abrir de a poco el tema para las personas trans y gays. Cuesta sí, pero me parece que de a poco la diversidad tiene que sumarse y notarse cada vez más. Ahora hay una corriente nueva en Nueva York que me llamó mucho la atención, y que a mí misma como trans se me activaron todos los prejuicios. Pensé: "ahora yo soy la conservadora". Existe una tendencia que se llama "Gender Non Conforming", que sería como personas que no son ni hombre, ni mujer, ni gay, ni travesti. Te piden que en vez de llamarlos "He" o "She", los llames "They"", añadió.


"Es algo muy nuevo. Cada vez hay más personas que se definen así. De pronto ves hombres con vestidos divinos a las 5 de la tarde en la Quinta Avenida, o mujeres también, pero que no sabés muy bien qué son o qué representan con su look. Es muy interesante", aseguró.


"De chiquita ya me imaginaba de grande como mujer. Tenía una contradicción porque pensaba que no iba a ser posible. Cuando yo era chica las palabras "travesti" o "transexual" eran muy marginales. Recién cuando surgieron Cris Miró o Flor de la V pensé:  hay un camino, hay una opción. Ellas son dos bombas divinas, eso sí quiero ser", contó sobre su infancia.


Luego habló de la primera vez en que se vistió como mujer: "Ocurrió todo muy gradualmente. Primero te empezás a dejar el pelo largo, te afinás las cejas, cambiás la ropa. Hay una anécdota muy graciosa en mi familia. Yo vivía con mi abuela, ella me venía a ver cuando yo me preparaba para ir a bailar. Vivía en Carlos Paz, y todavía no me vestía de mujer pero era muy andrógina. Un día la escucho a mi abuela que hablaba con unos vecinos y decía: "Si lo vieran a mi nieto como se viste, parece un bailarín español". Yo toda ajustada, pelo largo. Divina, su ingenuidad... Y después fue la primera que me aceptó y la que después más me bancó", sostuvo.


"Pero la primera vez, más definida, fue en un boliche gay en Córdoba. El dueño me dice: 'Por qué no te presentás al concurso de belleza femenino, lo vas a ganar'. En ese entonces yo no me identificaba como trans, ni nada. Estaba en proceso, andrógina total. Mis amigos me alentaron, tenía una amiga peluquera que me dijo: "Te vamos a producir". Y esa fue la primera vez que me vi y pensé qué lindo transformarme , y ya después no hay retorno, es un camino de ida", agregó.

 

Por último, habló sobre su pareja: "Nico está en un momento súper feliz. No sé si me va a dejar contarlo, pero lo voy a contar igual. Él escribió una novela el año pasado en un momento muy especial de su vida. Le brota una novela y la escribió, y se la empezaron a comprar ahora en varios países: Estados Unidos, España, Italia, China,  una locura, está feliz".


"Además está súper entusiasmado con su banda que se llama "Steve Naya". Se junta todos los días a ensayar con su amigo Pierre. Cantan y tocan cualquier cantidad de instrumentos. Suenan re bien, de verdad. Me parece un genio, pero de verdad suenan muy profesionales, tienen que tocar en algún lugar y meter un hit, la van a romper", concluyó.


Enviá tu comentario
Seguí leyendo...