miércoles 13, diciembre 2017 | Actualizado 15:41
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Emoción y alegría: Perú le ganó 2 a 0 a Nueva Zelanda y clasificó al Mundial después de 36 años

16/11/2017 06:32 hs
El conjunto comandado por Ricardo Gareca fue el último en conseguir el boleto al Mundial de Rusia 2018.

Las lágrimas de Jefferson Farfán y Christian Cueva dan idea de lo larga que fue la espera.


Después de 36 años, la selección peruana jugará un Mundial.


La Blanquirroja vuelve a la máxima cita futbolística tras vencer este miércoles por 2-0 a Nueva Zelanda en repechaje.


Con ese resultado aseguró su clasificación para la Copa del Mundo de Rusia 2018 y tocó el cielo con las manos tras una campaña sufrida como sorprendente.


Tuvieron que pasar ocho mundiales de ausencias para que llegue este momento y no por nada la celebración en las calles peruanas estalló apenas se escuchó el pitazo final.


El partido


En el Estado Nacional de Lima se mezclaron las lágrimas de jugadores, cuerpo técnico y decenas de miles de hinchas en la cancha y millones en el resto de Perú y el mundo.


El primero tanto del encuentro fue marcado por Farfán a los 27 minutos, después de una gran jugada del habilidoso Christian Cueva.


      Embed


La "Foquita", como le dicen al delantero que casualmente juega en el fútbol ruso, fue cuestionado en varios momentos durante sus etapas en la selección.


Esta vez fue el hombre más ovacionado de la noche.


Después de celebrar su gol con lágrimas, Farfán tuvo un momento de grandeza mayor.


Tomó una camiseta Blanquirroja con el número 9 en la espalda y se lo mostró al mundo.


Le dedicó el que tal vez sea el tanto más importante de su carrera al capitán ausente, al ídolo caído.

Farfán y todo el equipo se acordaron en ese momento de Paolo Guerrero, quien no pudo estar por una sanción después de un control antidopaje que tiene en vilo a Perú.


Christian Ramos, a los 64 minutos, fue el encargado de anotar el 2-0 que dio paz a un país que a partir de ese momento comenzó de a poco a creer en que se materializaría el milagro.


      Embed


Los minutos finales tuvieron más oportunidades peruanas y también algún susto en el arco de Pedro Gallese, pero solo era cuestión de tiempo para el momento de los abrazos, las lágrimas y felicitaciones.


De tener la plena certeza que los Farfán, Cueva, Gallese y ¿Guerrero? seguirán la senda de Teófilo Cubillas, Héctor Chumpitas, Juan Carlos Oblitas y tantos otros de esa generación fantástica que brilló entre los 70 y 80.


La hazaña


No es casual que la Blanquirroja sea la última selección en obtener un boleto a la Copa del Mundo.

Sufrió de principio a fin y obtuvo el pase en el repechaje tras quedar en el quinto puesto en las eliminatorias sudamericanas.


A ratos, durante la fase clasificatoria, el equipo deambuló entre la novena y octava posición, casi desahuciado por propios y ajenos.


Perú siempre intentó jugar bien, pero los empates y derrotas lo rezagaban a los últimos puestos de la tabla.


Durante estas últimas semanas de éxtasis, más de un peruano admitió que en cierto momento tiró la toalla creyendo que se repetiría la historia de las últimas ocho eliminatorias.


Sin embargo, una combinación de resultados devolvió la esperanza a un equipo que celebra hoy como ninguno.


Los jugadores que decenas de veces se retiraron silbados y criticados de la cancha, hoy le dieron a este país una jornada inolvidable. Tal vez irrepetible.


Eso hace más grande esta hazaña.




(Fuente: BBC)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...