domingo 19, noviembre 2017 | Actualizado 13:10
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

María Eugenia Vidal recibirá 20 mil millones más para hacer obras en la Provincia

10/11/2017 08:23 hs
Es porque el Gobierno propone eliminar un tope que fijaba en $ 650 millones la distribución del impuesto a las Ganancias para Buenos Aires.

Recién llegado de Nueva York, Mauricio Macri primero aflojó la tensión con receptividad a los reclamos puntuales por las economías regionales y luego pasó al plato fuerte de la cumbre con los gobernadores en el Salón Norte de la Casa Rosada.


El Presidente avanzó con una propuesta concreta para saldar el reclamo bonaerense por el Fondo del Conurbano: eliminar el tope de $650 millones contemplado en el artículo 104 de la ley del impuesto a las Ganancias, lo que confirmó la preocupación previa de los mandatarios, aunque con el aliciente de un aumento de los fondos coparticipables por ese tributo que en parte compensará la caída en los ingresos. Macri también pidió un "esfuerzo fiscal" para bajar la presión tributaria provincial y municipal en un punto y medio del PBI.


Funcionarios del Gobierno habían adelantado que se plantearía la necesidad de encontrar una salida política a la puja por el Fondo del Conurbano, aunque Macri fue más allá y avanzó con la propuesta que en caso de decantar en un acuerdo se firmará el jueves de la semana próxima. María Eugenia Vidal había pasado por el despacho de Ricardo Lorenzetti el lunes, una reunión y una foto que sumó fortaleza al Gobierno para encarar la negociación.


La iniciativa contempla la eliminación del artículo 104, que prevé la distribución de fondos. Allí está incluida la cláusula que precisa que a Buenos Aires le corresponde "el 10% o hasta un monto de $650 millones", cifra fijada en 1992 y que -al no ser actualizada- generó el reclamo de Vidal ante la Corte. El Fondo alcanzaría unos $50 mil millones este año y más de $65 mil el próximo.

 

Pero de prosperar la propuesta, el Fondo no existirá más y lo mismo pasará con el resto de lo contemplado en el artículo: el 20% destinado a financiar a la ANSeS, el 4% que va a las provincias de acuerdo al Indice de Necesidades Básicas Insatisfechas y el 2% al Fondo de Aportes del Tesoro Nacional. De ese modo, esos recursos engrosarán el 64% que se coparticipa actualmente, por lo que según los argumentos esgrimidos por Macri y los funcionarios ante los gobernadores "las provincias no perderán fondos", en tanto la masa coparticipable aumentaría cerca de $230 mil millones.

 

A la reunión en el Salón Eva Perón asistieron 20 gobernadores -Alicia Kirchner, Alberto Rodríguez Saá y Omar Gutiérrez enviaron representantes- y el jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta. A Macri lo segundaron Marcos Peña -jefe de Gabinete-, los coordinadores Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, y los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Nicolás Dujovne (Hacienda), entre otros funcionarios.


Desde Nación se comprometieron a compensar a las provincias que pudieran perder en el reparto de fondos, como Salta, Corrientes y Misiones que cobran el 4% por NBI. La ANSeS, que dejará de percibir el 20% por Ganancias, se quedará con el 100% de la recaudación del impuesto al Cheque, por el que actualmente recibe 70% y el resto se coparticipa.


Al salir de la Casa Rosada, algunos gobernadores abrieron un paréntesis para estudiar las propuestas y hablaron de un fondo de compensación de rentas generales para evitar el desfinanciamiento de las provincias. De firmarse el acuerdo, que luego se traduciría en un proyecto para tratarse en el Congreso, todos los distritos tendrán que desistir de los juicios contra el Gobierno nacional.


Son 56 por una cifra cercana a los $340 mil millones, estimaron en Balcarce 50. Buenos Aires, a su vez, reclamó por $400 mil millones por los últimos años del Fondo del Conurbano. Nación dará una compensación de $20 mil millones este año y la cifra será algo superior en 2018 y 2019.


"Es el Gobierno nacional el que mayoritariamente cubrirá las diferencias", dijo Frigerio en la conferencia de prensa que dio con Dujovne. Macri, que permaneció durante toda la reunión que duró más de una hora, pidió "compromiso" para reducir el déficit fiscal y bajar impuestos para aliviar al sector privado. Y de entrada diluyó el clima de tensión al aclarar que estaba predispuesto a resolver los reclamos más sonoros generados por la reforma tributaria, como el impuesto al vino y otras bebidas con azúcar agregada o la eliminación de la carga a los electrónicos. El mendocino Alfredo Cornejo se fue con una sonrisa por la confirmación de la marcha atrás y la fueguina Rosana Bertone con un compromiso de revisar o evaluar compensaciones.


"Eso bajó mucho la espuma", dijo a Clarín uno de los presentes. El otro tópico para distender fue el fútbol, un clásico de Macri. "Esperemos que no siga mal por River", dijo el Presidente cuando le pasó la palabra a Frigerio.

TAGS
maria eugenia vidal,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...