viernes 24, noviembre 2017 | Actualizado 10:12
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
#LecturaVeloz

Boudou preso: una noticia inesperada, polémica y con un montaje humillante

04/11/2017 12:28 hs
Aunque habría pruebas del enriquecimiento ilícito del ex vice, no están claras las razones para haberlo detenido sin condena.

Por Claudio Savoia

Extraído de Clarín

 

Las pruebas de que Amado Boudou forró sus bolsillos sin que su trabajo lo justificara son muchas y están desparramadas en media docena de expedientes. Lo difícil para el juez Ariel Lijo -que desde 2012 lo investiga por los trapicheos con la imprenta Ciccone y el supuesto asesoramiento a Formosa para negociar una deuda con la Nación cuando él era ministro de Economía- fue ir esquivándolas durante estos años, mientras la pericia sobre el patrimonio del ex vice avanzaba con la velocidad de una hormiga. Casi tan lentamente como la de César Milani, pedida en su momento por el juez Rafecas.


El peso de esa evidencia, sin embargo, no alcanza para explicar la noticia de ayer: Boudou ni siquiera había sido indagado en la causa por enriquecimiento ilícito hace exactamente un año, cuando recibió en sus manos la morosa pericia contable. ¿Qué ocurrió entonces para que el juez ordenara sacarlo de la cama en su casa de Puerto Madero para notificarlo de que quedaba detenido? La respuesta podría estar en algunos papeles que sólo conoce Lijo, y que según su criterio -por ahora no sujeto a ningún contraste- habrían justificado la prisión de un imputado a quien ni quiera había procesado. ¿Sabía el juez que Boudou estaba por destruir pruebas? ¿Qué iba a escaparse?


Si así fuera, es vital que lo explique. Porque más allá de la indisimulable sensación de alegría por el castigo de un emblema de la corrupción kirchnerista -absolutamente valedera, por cierto-, las garantías del debido proceso no deben violarse jamás.

 

Las urgencias del doctor Lijo, atenazado en el Consejo de la Magistratura por denuncias y pruebas incómodas respecto al supuesto cajoneo de causas por corrupción -que él desmiente- y negocios grises de su hermano Alfredo con el enjuiciado camarista Eduardo Freiler, también están sobre la balanza que ayer se inclinó contra la libertad del ex vicepresidente de la Nación.

Tampoco honró el decoro y el respeto por la intimidad el hollywoodense operativo

de la Prefectura en la casa de Boudou: la viralización por parte del ministerio de Seguridad de fotos y videos de él descalzo escuchando la acusación en su contra, de sus muebles y libros, es otra señal de alerta para los tutores de la república.

TAGS
amado boudou preso,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...