lunes 20, noviembre 2017 | Actualizado 04:47
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Laurita Fernández y sus confesiones hot: lesbianismo, ensayos calientes y el "vale todo" con Fede Bal

03/11/2017 19:37 hs
"Soy libre y me entrego por completo. Me dejo llevar. Soy fogosa. Siempre soy auténtica", contó la bailarina ¿Qué dijo de él?
En medio de su participación en el ritmo de rock de salón del concurso "Bailando por un Sueño", Federico Bal y Laurita Fernández revelaron la ocupada agenda de la bailarina afectaba a la relación, sobre todo a la hora de la intimidad. "Mi despertador arranca a las cinco menos diez y suena cada 5 minutos... Y Fede a esa hora se está acostando", contó ella.

Sucede que la rubia comenzó hace pocas semanas a conducir la primera mañana de la radio FM Vale 97.5  lo que motivó más de una "queja" departe del actor. Ahora, Laurita se animó a brindar detalles sobre este tema que los aqueja.

Fue en una entrevista con la revista Caras donde reveló que no sólo expresan su amor en la intimidad del hogar, sino que también se encienden a la hora de ensayar algún ritmo.

Además, la conductora se refirió a la posibilidad de encontrar el amor en otra mujer debido a que la foto de la portada de esta edición se la puede ver en topless, mientras la tocan las manos de otra chica. "No creo. Porque me gustan mucho los hombres. Y a la hora de la intimidad con un hombre, vale todo", explicó.

Y agregó: "Soy libre y me entrego por completo. Me dejo llevar. Soy fogosa. Siempre soy auténtica y hoy no creo más que en una mujer con un hombre". En esa línea, Laurita explicó que en la relación con Fede Bal los ayuda mucho "el diálogo libre, abierto y el poder reírnos juntos. Obvio que además del físico es muy importante conectar con el otro desde lo espiritual".

Consultada por aquella "queja" en la que el hijo de Carmen Barbieri reclamaba un poco más de atención, contó: "Con Fede somos los dos medio 'quenchis', como que tenemos mucho fuego... Incluso cuando nos toca ensayar ritmos como pasó con el reggaetón", detalló.

Y continuó: "Con mucho roce, en los ensayos nos calentamos. Subimos la temperatura más de lo aconsejado... Ahora todos los días me acuesto muy temprano y no hay tiempo para las previas amorosas. Mi despertador suena por primera vez a las cinco menos cuarto y a esa hora Fede recién se está acostando porque se queda jugando con la play hasta tarde".

En ese marco, develó que la pareja "no tiene mucho tiempo" para los mimos. "La estamos manejando como podemos. Y los fines de semana vivimos todo a full. El amor está más 'quenchi' que nunca", remarcó. Al parecer, de lunes a viernes se trabaja, y los fines de semana son dedicados exclusivamente a saciar los deseos de ambos.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...