martes 21, noviembre 2017 | Actualizado 20:08
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Crisis en el mundo Tinelli: sin taxis, sin vestuario y con los "satélites" complicados

03/11/2017 08:04 hs
No solo le pegó de lleno a la producción de Showmatch, sino que también la sintieron muy de cerca otros programas del ciclo de El Trece.

Esta noche volvemos con todo". Con esta frase, Marcelo Tinelli prometió que habrá programa este jueves, donde dos parejas deberán decir adiós en el ritmo de rock de salón. Pero mientras que el conductor se esfuerza por poner su producto al aire, como lo viene haciendo desde hace más de 27 años, muchos se preguntan: ¿Hasta cuándo seguirá esta situación?


Para ser claros, Marcelo Tinelli, Showmatch y todos los programas satélites que giran alrededor de esta marca televisiva que tantas emociones ha generado durante todos estos años, está atravesando una fuerte crisis económica producto de la debacle del Grupo Indalo, el cual es dueño, de entre otras tantas empresas, de Ideas del Sur.


O dueño es una forma de decir, ya que por más de que Indalo llegase a un acuerdo con Tinelli por el 69% de las acciones de la productora de la calle Olleros y por el 31% restante que tenía en su poder el Grupo Clarín, el vicepresidente de San Lorenzo le asegura a su círculo de confianza que todavía no le pagaron aquel 19% de Ideas del Sur, el cual vendió en abril de 2016.


Lo cierto es que el conductor reclama una suma millonaria, y en dólares, que le deben no solo de las acciones de su ex empresa, sino del sueldo de conductor (unos 800 mil dólares mensuales) que no cobró en lo que va del año. En total, serían unos 30 o 40 millones de dólares. Pero no es el único que no cobra. Todos los empleados de su programa tienen dificultades.


Por ejemplo, la producción del show más visto de la televisión argentina ya se quedó sin la, tantas veces útil, caja chica, la cual es usada para emergencias: como pagarle el hotel a un participante que vive en otra provincia, el traslado de algún invitado de lujo, etc, etc.

 

Por ejemplo, esto causó que la semana pasada, Consuelo Peppino -la cordobesa no famosa del Bailando- estuviera a la deriva hasta que se le consiguió un hotel a último momento. Claro está, la estadía de la participante podría correr riesgo de seguir así.


Al mismo tiempo, las arcas del programa están cada vez más vacías. En vestuario, ya avisan que las telas para los llamativos atuendos de los participantes escasean, por lo que dentro de poco se deberán conformar con lo que hay o repetir vestuario de vez en cuando.

 

Al mismo tiempo, la semana que viene se terminará el acuerdo de Taxi que tiene la producción para trasladar a quienes no cuentan con su propio vehículo para llegar a los estudios de La Corte. Claro está, para aquellos que utilizaban su auto se les pagaba un proporcional en nafta. Algo que ya no ocurrirá.


A esto hay que volver a sumarle el caso de Peppino, Gladys La Bomba Tucumana, su hijo Santiago Griffo y Agustín Casanova, el líder de Marama, quienes vienen del interior o en el caso de este último de Uruguay, y ya no hay plata para pagarles el hotel.

 

Para este último punto, claro está, con excepción de la participante "no famosa", estos participantes tienen otros compromisos en el país además del Bailando por un sueño, por lo que no sería ningún problema para ellos hacerse cargo de sus respectivos hospedajes.


Además, los proveedores del programa exigen cobrar lo que les corresponde. El pago ya está bastante atrasado y amenazan con llevarse todo lo que ellos ofrecen: cámaras y pantallas, por ejemplo, dos elementos esenciales para poner al aire el programa. También ya comenzaron a quejase camarógrafos y algunos productores no tan allegados a Tinelli.


El jurado -Moria Casán, Pampita, Marcelo Polino y Ángel de Brito- también sufren la crisis económica de Indalo. Hasta ayer, que habrían recibido parte del pago, llevaban desde agosto sin cobrar el sueldo. Pero todos se mantienen firmes con el conductor, aunque algunos ya avisaron que podrían no seguir en un eventual próximo año. ¿Habrá un Showmatch 2018?

 

Pero todo este problema no solo afecta a Showmatch, sino que también recae en sus programas satélites: Este es el Show y La previa del show. El primero podría dejar de emitirse el año que viene. Por el momento, José María Listorti anunció que dejara la conducción y Paula Chaves, al parecer, hará lo propio y se instalará en Carlos Paz con su marido.


Pese a que en ambos programas, sus respectivos conductores y panelistas aseguran que seguirán en apoyo a Tinelli pase lo que pase, por abajo deslizan su preocupación por la falta de pago. Y es que detrás de todo trabajo, hay una familia que alimentar.


El primer ritmo que voló fue el Aquadance. Y se espera que, de seguir así, sean varios más los que corran su misma suerte. No por dinero -como en el caso del ritmo de las piletas- sino por una eventual salida del aire antes de tiempo. Por ahora, Tinelli busca solucionar con parches este conflicto y poder cumplir con la agenda pactada a principios de año.

TAGS
showmatch, ideas del sur, marcelo tinelli,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...