miércoles 22, noviembre 2017 | Actualizado 11:50
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Qué productos subirán de precio tras la reforma tributaria del Gobierno?

31/10/2017 21:35 hs
Sufrirán modificaciones los precios de las bebidas azucaradas, las alcohólicas, los electrónicos, los plazos fijos y los inmuebles, entre otros ¿Cuáles suben y cuáles bajan?
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, presentó los lineamientos de la reforma impositiva que el oficialismo discutirá en las próximas horas en el Congreso. Los cambios tienen como objetivo, en la mayoría de los casos, reducir costos de las empresas y eso debería repercutir en los precios, aunque algunos bienes y servicios pagarán más impuestos y trasladarán esa carga a precios.

Sucede que la renta financiera, incluidos los plazos fijos, pagarán impuesto a las Ganancias. Y habrá cambios impositivos en inmuebles y combustibles. A continución, los sectores que se verán afectados.

1) Menos costos para las empresas y ¿baja de precios?

La reforma propone una fuerte reducción de las cargas patronales, una baja en el impuesto a las Ganancias y la posibilidad de tomar el impuesto al Cheque a cuenta de Ganancias. Son cambios que pedían los empresarios, ante la alta carga impositiva argentina. Y que, en la visión de Dujovne, deberían hacer que el país sea más atractivo para los inversores del exterior.

El Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley que baja los aportes y contribuciones patronales, que actualmente están entre 17 y 21 por ciento del salario. La idea es que, en cinco años, los primeros 12.000 pesos del salario estén exentos de estos impuesto y que la carga sea del 19,5 por ciento sobre el excedente. Así, en un sueldo de 15.000 pesos brutos, las empresas pagarían impuestos por $ 3000.

La exención de aportes será gradual: $ 2400 en 2018, $ 4800 en 2019, $ 7200 en 2020, $ 9600 en 2021 y $ 12.000 a partir de 2022. Son números ajustables por inflación.

En la lectura oficial, la reducción de los costos asociados al salario deberían fomentar el blanqueo de trabajadores.

Las empresas también pagarán menos impuesto a las Ganancias. La alícuota máxima, del 35%, pasará a ser del 30% en 2019 y del 25% a partir de 2021. En caso de distribuir dividendos y no reinvertirlos, esos beneficios pagarán el excedente del impuesto, hasta llegar al 35%. Esto, sostiene el Gobierno debería incentivar a las empresas a reinvertir utilidades.

Además, gozarán de un régimen más ágil y rápido de devolución de crédito fiscal de IVA para las inversiones.

Y habrá reducciones en los llamados "impuestos en cascada", que son los que se trasladan en todo el proceso productivo de un bien hasta el usuario final. Uno de ellos es el impuesto al Cheque.

El impuesto a los Débitos y Créditos -en criollo, el cheque- se descontará gradualmente de Ganancias. En cinco años, el 100% del impuesto podrá deducirse de Ganancias. No se eliminará, pero pasará a funcionar como un anticipo del tributo a los ingresos.

Además, el Gobierno buscará un pacto fiscal con las provincias para bajar Ingresos Brutos y Sellos. La idea es que las alícuotas de Ingresos Brutos, que hoy llegan hasta el 8%, tengan un tope de 4 por ciento. Será difícil: este impuesto representa más del 70% de la recaudación propia de las provincias.


2) Impuestos internos

Los productos electrónicos (celulares, televisores, etcétera), los automóviles de hasta 800.000 pesos y las motos de hasta 140.000 pesos no pagarán impuestos internos. Actualmente, pagan 17% (la electrónica) y 10% (los vehículos). Esto debería provocar una baja concreta en los precios.

Otros bienes, como aeronaves, embarcaciones de alta gama y motos de más de $ 140.000, pagarán más impuestos internos. Las alícuotas pasarán del 10 a 20 por ciento.

Las bebidas azucaradas, como gaseosas y aguas saborizadas, pagarán más impuestos. Hoy pagan entre 4 y 8%. Pasarán a tributar 0%, si no tienen azúcar añadido) y 17 por ciento, si lo tienen.

Las bebidas alcohólicas también pagarán más. Las blancas, como whiskies y coñacs, pasarán a pagar entre 20 y 29%. Actualmente tributan el 20%. Las cervezas abonarán 17%, desdel el 8% actual. Los espumosos, que están exentos, pasarán a tributar 17% de manera gradual. Los vinos, también exentos, llegarán a pagar 10% de forma gradual.


Habrá cambios en la tributación de cigarrillos, pero no deberían incidir en el precio final, según Dujovne.

3) La renta financiera

Los plazos fijos, las Lebac y las inversiones en bonos pagarán impuesto a las Ganancias. Actualmente, están exentos.

Los activos en dólares y los que estén en instrumentos indexables (como plazos fijos en UVA y bonos en CER), pagarán el 15% sobre la renta, a partir del mínimo no imponible de Ganancias. Los activos en pesos que no ajustan por inflación tributarán 5 por ciento sobre la renta, siempre a partir del mínimo no imponible.

Aquí es importante distinguir el capital del interés y tener en cuenta el mínimo de Ganancias, que es el piso a partir del que se paga el impuesto. Hoy, ese mínimo está en $ 51.967, y se actualiza cada año de manera automática.

Supongamos que un contribuyente alcanzado por Ganancias tiene como toda inversión financiera un plazo fijo tradicional de $ 300.000 con una tasa de interés del 20 por ciento. Esto le entregará una renta anual de $ 60.000. De esos 60.000 pesos, $ 51.967 no pagarán Ganancias. Los $ 8033 restantes tributarán un 5 por ciento: 401,65 pesos al año.

En las inversiones que ajustan por inflación, el capital indexado no paga Ganancias y la renta abonará el 15%.


4) Casas que pagan, casas que no

El Gobierno eliminará, a partir de 2018, el Impuesto a las Transferencias Inmobiliarias (ITI), que hoy pagan todas las compraventas de propiedades. Este impuesto, del 1,5 por ciento del valor escriturado, encarece la operación.

El ITI será reemplazado por el impuesto a las Ganancias. Quienes tengan más de una propiedad (es decir, una segunda casa de veraneo, o con destino a alquiler, etcétera), pagarán el 15% de Ganancias sobre la renta que obtengan al momento de vender ese segundo inmueble. Esto regirá para los inmuebles que se adquieran a partir de que se sancione la ley.

Así, si el año que viene una persona vende un departamento, pagará el ITI, explicaron fuentes oficiales. Pero quien lo compre como una inversión y lo venda en 2019, no pagará ITI al momento de venderlo, sino Ganancias. La alícuota del 15% regirá sobre la renta que obtenga, ajustada por inflación. Si no hay inflación y vende en $ 2 millones lo que compró por $ 1,5 millón, pagará Ganancias sobre los $ 500.000.

5) Autónomos

Los trabajadores autónomos son los más postergados por todos los cambios en el impuesto a las Ganancias. En esta ocasión tendrán una mejoría: la deducción especial del impuesto se duplicará y rondará los 100.000 pesos.

6) Combustibles

El Gobierno cambiará la forma en que cobrará impuestos a los combustibles. Según explicó Dujovne, se gravará "la imposición de emisiones de gases de efecto invernadero". Será una suerte de impuesto a la contaminación ambiental. Fuentes de Hacienda explicaron que esto debería tener un efecto neutro en los precios. El ministro aclaró que no será un porcentaje, sino una suma fija. Eso haría que, si aumenta la nafta, no suba el impuesto.

7) El impuesto a Netflix

A partir de 2018 llegará al país el "impuesto a Netflix". Las plataformas de servicios radicadas en el exterior, como Netflix, Spotify y el servicio de streaming de Amazon, pagarán el 21 por ciento de IVA. En rigor, lo pagarán los consumidores. La reforma obligará a las tarjetas de crédito a retener el impuesto.

Así, si el consumidor hoy paga 100 pesos por el servicio, la tarjeta deberá retenerle 21 pesos más por mes, que girará a la AFIP. Si las compañías no bajan los precios para compensar ese plus, el servicio se encarecerá.

La manera de cobrarle impuestos a estas plataformas está en discusión en todo el mundo. Hay un consenso en que deben pagar como las empresas locales.

(Fuente: TN)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...