viernes 24, noviembre 2017 | Actualizado 10:15
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Día clave: Mauricio Macri presenta los acuerdos básicos de su Gobierno de los próximos dos años

30/10/2017 07:13 hs
Presentará las reformas que impulsará tras el triunfo electoral. Incluyen cambios tributarios, previsionales y laborales.

Mauricio Macri tendrá este mediodía una primera reacción a las reformas que anunciará en líneas conceptuales de trazo grueso, de acuerdo con lo que adelantaron funcionarios del Gobierno sobre el discurso de casi 40 minutos que dará en el Centro Cultural Kirchner frente a un auditorio compuesto por gobernadores, legisladores, jueces, sindicalistas, empresarios y otros dirigentes.


Las negociaciones finas arrancarán luego del acto, con reuniones por sectores y prioridad en los mandatarios provinciales, por el paquete de iniciativas en discusión y la traducción directa que tendrá en el Congreso en los diputados y senadores bajo su órbita.


El triunfo electoral del domingo pasado, a nivel nacional y sobre Cristina Kirchner en la provincia de Buenos Aires, impulsó al Presidente a armar una convocatoria para anunciar ante referentes de diferentes sectores las reformas que buscará implementar con el Gobierno ya fortalecido por las legislativas, aunque todavía sin mayoría propia en el Congreso. De su discurso con los lineamientos generales, la "caja conceptual" o "el paraguas" como lo llamaron en la Casa Rosada, saldrán múltiples proyectos de ley y según estimaron fuentes a cargo de la estrategia la gran mayoría tendrá tratamiento parlamentario en diciembre y durante 2018, ya con la nueva conformación de las Cámaras más favorable a Cambiemos.


Como adelantó Clarín este fin de semana, el paquete incluirá el cambio en la fórmula para ajustar los haberes jubilatorios, pensiones, la asignación universal por hijo y otras prestaciones sociales, con una actualización por la inflación y de manera trimestral. Entre las reformas económicas, políticas, educativas y judiciales -"en todos los campos", en palabras del Presidente-, con el objetivo de reducir el déficit fiscal también estará previsto el aumento de 50 centavos por mes para los boletos de colectivos y trenes, para bajar los subsidios al transporte público; una suba de tarifas de luz y gas de alrededor de 35% en diciembre y otras dos de 20% para 2018; la eliminación de los aportes patronales para los salarios menores a $10.000; la deducción de parte del Impuesto al Cheque de Ganancias; la reducción de la alícuota de este último tributo del 35% a 25% para las empresas que reinviertan sus utilidades; gravar las inversiones mayores a $ 1,4 millones en bonos, plazos fijos y Lebacs; y el incremento de las cargas a las gaseosas, bebidas alcohólicas y cigarrillos, entre otros puntos.


En caso de prosperar la modificación de la Ley de Movilidad, el nuevo cálculo para los haberes y prestaciones de la Seguridad Social recomendado por el FMI y la OCDE implicaría una reducción de más de $ 100 mil millones en el presupuesto tomando el caso del año próximo. Macri se aseguró una primera aprobación de sus aliados de Cambiemos al anunciarlo puertas adentro. "El radicalismo fue consultado previamente e institucionalmente va a acompañar", dijo a Clarín uno de los dirigentes de ese partido de buen diálogo con la Casa Rosada.


La clave hacia afuera serán los gobernadores, por su correlato en el Congreso. "Ellos están de acuerdo en encarar este tipo de reformas, en el contenido es más difícil saberlo porque recién ahora van a empezar a entender los detalles", evaluó uno de los macristas que tendrá esa tarea. "Va a depender de cómo lo expliquemos y para qué. Equilibrar el sistema en el tiempo es bueno para los propios jubilados", mostró confianza otro funcionario.


Aun así algunos integrantes del Gobierno consideraron que el cambio en la fórmula para los haberes no será tan complicado como otra instancia en la negociación clave con los mandatarios provinciales. "La movilidad jubilatoria tiene mucho impacto, pero en la negociación política puede ser más dura la reforma tributaria", calibró una espada de Cambiemos en el Congreso sobre una de las prioridades para el oficialismo junto con el Presupuesto 2018 y la ley de Responsabilidad Fiscal.


A fin de año vencerá el Impuesto al Cheque y formará parte de la negociación para bajar Ingresos Brutos y sellos. En el bloque oficialista de cualquier modo advirtieron que, más allá de la "urgencia", todo indica que incluso esos tres temas quedarán para después del recambio de legisladores, en extraordinarias. Para el final del período ordinario queda poco más de tres semanas y mucha negociación previa.


Los gobernadores, invitados este mediodía al CCK, tendrán cita aparte con el Presidente el 9 de noviembre, en la Quinta de Olivos. Pero antes Nicolás Dujovne les dará detalles de las propuestas y habrá reuniones técnicas para intentar acercar posiciones en el complejo rompecabezas conformado por la reforma tributaria, la ley de Responsabilidad Fiscal, el reparto de los recursos entre Nación y las provincias, los sistemas previsionales (que la Casa Rosada buscará "armonizar") y el reclamo de María Eugenia Vidal por el Fondo del Conurbano, entre otras discusiones cruzadas.


Con el impulso del resultado electoral, el Gobierno empujará un acuerdo con esos actores con el objetivo de allanar el camino legislativo del paquete de proyectos. Otra reunión, todavía sin fecha, será con los jefes de los bloques parlamentarios. Y otro núcleo determinante para el macrismo serán los sindicalistas, para modificar convenios laborales en acuerdos por sector por afuera del Congreso.


(Fuente: Clarín)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...