sábado 18, noviembre 2017 | Actualizado 14:33
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Los manejos de Hugo Moyano en Independiente, la trama detrás de los aprietes de la barra al director técnico Ariel Holan

26/10/2017 08:18 hs
Impuso en el liderazgo de la tribuna a su guardaespaldas. Fue el sector desplazado en la movida el que acabó amenazando al técnico.

Hugo Moyano resolvió hace unos días competir en diciembre próximo por un nuevo mandato al frente de Independiente . La decisión, entre varias razones, esconde un argumento netamente político: el fútbol es hoy un atajo para mantener vivo su canal de comunicación, casi directo y exclusivo, con el presidente Mauricio Macri . Así lo reconocieron al diario La Nación fuentes gremiales y del propio Gobierno.


La decisión del jefe del gremio de los camioneros de continuar con su rol de gestor deportivo postergó las ambiciones de otros dirigentes del club que aspiraban a sucederlo. En Avellaneda hay quienes relacionan de manera directa la tensión interna en la comisión directiva con el reciente apriete de la barra brava al entrenador Ariel Holan para que aportara dinero para financiar el viaje al Mundial de Rusia 2018. Situación que cambió drásticamente la vida del director técnico, que pasó a movilizarse con custodia personal.


Ni Moyano ni el resto de la comisión directiva de los Rojos, en las que figura como vocal el ministro de Seguridad bonaerense, Cristián Ritondo, son ajenos al poder que construyó Pablo "Bebote" Álvarez , que lidera la barra brava desde hace más de 10 años.


Aquel derecho de admisión


Cuando el binomio Moyano-Noray Nakis se impuso en la elección de 2014 del Club Independiente, a la cúpula de la barra se le levantó especialmente el derecho de admisión para poder votar. El voto de los barras, entre los que hay afiliados de camioneros, estaba cantado.


Con Moyano y Nakis al mando, se avanzó en una suerte de acuerdo por la colonización de la tribuna a cambio de frenar la feroz interna con la facción de César "Loquillo" Rodríguez. La dirigencia creyó neutralizar a "Bebote" cuando el liderazgo de la barra recayó en Roberto "Polaco" Petrov, quien en el día a día oficia de guardaespaldas de Hugo y Pablo Moyano y quien estaría conchabado en el sindicato de camioneros.


Sin embargo, lo que era un secreto a voces es que "Bebote" continuaba manejando los hilos de la barra desde la clandestinidad. El derecho de admisión para ingresar en los estadios limita el lucrativo mercado negro de los barras, pero no siempre sirve para desterrarlas. Pasa en Independiente, pero también en Boca, en River y en muchos otros clubes. No están en la tribuna, pero operan desde otros sectores.


Moyano había hablado sobre la barra brava y, puntualmente sobre Álvarez, en una entrevista con La Nación ni bien asumió el mandato en el club de Avellaneda. "No voy a discriminar a nadie. En la medida en que se comporte como corresponde, para mí es un hincha más. En cuanto pierda la conducta, conmigo no va más. Es una regla que corre para todos. Como dijimos en la campaña electoral, una de las cosas que nos propusimos fue que Independiente volviera a ser un club familiar".


La extorsión de Álvarez a Holan para que se sume a la lista de benefactores de la barra sacudió a la dirigencia del club. Vinculan el apriete a la cercanía del Mundial y la necesidad de recaudar fondos para financiar el viaje a Rusia 2018. La barra de Independiente asistió de manera ininterrumpida a los mundiales desde Alemania 2006 a Brasil 2014.


Moyano quiso tomar distancia


Tras el serio incidente con Holan, que pasó un disgusto muy grande, Moyano ordenó de inmediato tomar distancia con un comunicado en el que se comprometió a colaborar con la Justicia para "luchar ante estas asociaciones ilícitas" y prometió colaborar con el Ministerio de Seguridad (con Ritondo, su vocal) para aplicar el derecho de admisión.


Cerca de Moyano, a modo de autocrítica, reconocen que la ofensiva contra "Bebote" Álvarez, que se encuentra prófugo y a quien el Aprevide le inició una causa penal por el apriete al entrenador Holan, debió haberse acelerado mucho antes. Pero ni para Moyano ni para Nakis resulta una tarea tan sencilla. Los hijos de Moyano (Pablo y Facundo) estuvieron con la barra de Independiente en el Mundial de Sudáfrica 2010, donde compartieron hasta un safari.


"Bebote" Álvarez y su tropa también estuvieron en el Mundial Brasil 2014, a pesar de que tenían restringida la salida del país. Álvarez estuvo allí 11 días fugitivo, hasta que fue capturado en Brasilia.


Y con Nakis la relación supo ser aún más estrecha. Nakis y "Bebote" tuvieron un vínculo comercial en 2011. Fue cuando Luciano Miguel Nakis, hijo del dirigente, le cedió a Álvarez "600 cuotas" de la firma Puntoflorida SRL, que administraba un comercio en la peatonal Florida. "Ese negocio era nuestro [de él y de su hijo]. Pero la sociedad ya no existe", le manifestó Nakis a La Nación cuando se reveló hace tres años dicho nexo comercial.


Con "Bebote" hoy en la vereda enfrente, en la dirigencia de Independiente temen que se reactive la lucha por el control de la barra barra. Por ahora, en la tribuna manda el "Polaco" Petrov, el hombre de los Moyano.


(Fuente: La Nación)

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...