viernes 24, noviembre 2017 | Actualizado 10:07
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Abuso en un viaje de egresados en Bariloche?

25/10/2017 10:26 hs
Madre asegura que su hija vivió un calvario. Acusa a coordinador de una empresa, que habría sido escrachado por una cámara.

"Mi hija tiene miedo de salir a la calle, nunca está sola y siempre con una compañera o un amigo, porque dice que este pibe, además de conocer su teléfono, sabe dónde vive y a qué colegio asiste. Tiene temor de que le haga algo y sentimos una soledad absoluta porque no sabemos qué hacer". La frase pertenece a Susana López, madre de Valentina, una chica de 17 años que habría sufrido un intento de abuso por parte de un coordinador cuando estaba en su viaje de egresados en San Carlos de Bariloche.

 

Se supo que el acusado fue inmediatamente enviado de regreso a Buenos Aires. Angustiada por la situación que vive su familia, la mujer le comentó el calvario a Crónica: "El 10 de agosto mi hija volvió de Bariloche y estaba rara, pero pensé que era por su vuelta a la casa. Días más tarde, en el grupo de padres del colegio se habló de un coordinador que había tenido un problema con una chica y lo habían devuelto a Buenos Aires. No sé por qué, supuse que era mi hija, y en la vuelta a casa me contó lo que pasó".

 

Susana agregó que "entre el 6 y 7 de agosto, no estaba segura de la fecha, me dijo que antes de bailar los llevaron a una especie de previa porque los tragos en los boliches son caros. Cuando volvía con una amiga a su dormitorio (habitación 1120 del hotel Huinid), la puerta se cerró, su amiga quedó afuera y ella adentro con uno de los coordinadores, forcejeó con él, se lo sacó de encima y salió corriendo por los pasillos para pedir ayuda. Cuando revisaron la situación con las cámaras del hotel, constataron lo ocurrido y decidieron mandar al coordinador de vuelta. El problema es que nunca me avisaron ni la empresa Snow Travel ni los padres acompañantes, me enteré por mi hija que había pasado todo esto".

 

La mujer identificó al presunto abusador como Nazareno Ledesma, de 23 años, quien vive con sus padres en el porteño barrio de Flores. Como si esto fuera poco, la madre de la chica argumentó que "la denuncia tendría que estar radicada ya, en Bariloche, pero nadie la hizo. Cuando mi hija habló con un padre, él le dijo que si quería hacer la denuncia en la comisaría, le iban a hacer cosas que no le iban a gustar, con lo cual la amedrentaron con eso y le agarró el miedo. De hecho, la llamábamos todos los días y nunca nos dijo lo que le pasó".

 

Al ver que la empresa sólo había apartado al sujeto denunciado y la escuela Don Bosco de Balvanera mucho no hacía por interiorizarse del caso, Susana decidió averiguar que podía hacer: "Tuvimos tres mediaciones civiles en un estudio particular de abogados. A la primera no asistieron, en la segunda dijeron que iban a hacerse cargo porque tenían gente en Bariloche para hacer la denuncia, pero en la tercera dijeron que yo tenía que ir a esa ciudad para hacer la denuncia".

 

La madre de la adolescente finalizó diciendo que "mi hija en Bariloche sufrió pérdidas y tuvo fiebre. Me interesaría saber si fue una enfermedad pasajera o si eso pasó porque el tipo este le hizo algo. Lo triste es que una de las madres acompañantes es médica y esto no me lo notificó", agregó la mujer.


Fuente: Crónica

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...