miércoles 22, noviembre 2017 | Actualizado 00:35
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Caso Maldonado: el juez Gustavo Lleral desmintió la existencia del "Testigo E" y no descarta la desaparición forzada

24/10/2017 11:34 hs
El juez del caso dijo que en el expediente no figura una persona que haya aportado información sobre el lugar donde se encontró el cuerpo.

El juez Gustavo Lleral aseguró que no existió una llamada telefónica de un presunto "Testigo E" que habría colaborado con el dato preciso para encontrar el cuerpo de Santiago Maldonado, hallado la semana pasada en el Río Chubut tras un nuevo rastrillaje.


"No declaró ningún testigo E ni de ninguna otra letra del abecedario. Tampoco recibí ningún dato certero para hacer el rastrillaje. Si hubiese tenido un dato certero no habría puesto en riesgo a los bomberos ni los prefectos, lo habría ido a buscar directamente", aseveró Lleral según consigna el sitio Cadena del Sur.


"Mire... el testigo E no existe en el expediente. Nunca declaró ante sede judicial, nunca tuvo contacto conmigo ni con nadie de este juzgado. Desconozco quién es el testigo E. Pudo haber declarado extrajudicialmente, como tantas personas que hablan tantas cosas de las cuales no sabemos si es verdad o mentira", explicó luego el juez en La Nación.


"Nunca existió un llamado ni de la comunidad mapuche, ni de la comunidad de Esquel, ni de la comunidad argentina que brindara un dato certero en esta causa. Existieron llamados anónimos y de cada uno se formó un expediente para certificarlo. Fueron casi 400 en toda la causa, pero ninguno de esos, ni nadie, aportó un dato certero que pudiera indicar dónde estaba Santiago Andrés Maldonado. Yo pedí un compromiso en ese aspecto, pero nadie indico donde realmente estaba. Si hubiese existido ese llamado no hubiese puesto en riesgo a los bomberos voluntarios que hacen de corazón ese trabajo, ni los hubiera sometido a un viaje extenso desde distintas partes del país con sus peros. Tampoco hubiese expuesto a los 16 buzos a hacer semejante tarea", aseveró.


La resolución del rastrillaje se tomó, según Lleral, en base a la recomendación de un prefecto. Esta decisión quedó plasmada en la resolución del magistrado firmada el 13 de octubre. "Yo tomé la determinación de hacer el rastrillaje desde el puesto viejo", indicó Lleral a Cadena del Sur.


"Después de haber asumido en este trámite de habeas corpus, que es un procedimiento constitucional de característica excepcional, el objetivo fue dar con el paradero de Santiago Maldonado. Con ese norte, la tarea que realizamos con mi equipo fue colectar todas las pruebas necesarias, además de las que ya constaban en el expediente. Ya se habían colectado un sinnúmero de pruebas y el 13 de octubre tomé la decisión de realizar un nuevo rastrillaje el río Chubut. En esa resolución se establecieron claramente los fundamentos y los motivos que aconsejaban realizar la medida", expuso a La Nación.


"Uno de los pilares fundamentales de esta decisión fue un testimonio que brindó el prefecto principal Leandro Antonio Ruata, un prefecto rescatista y buzo con amplia experiencia, que aconsejo realizar un nuevo rastrillaje con más buzos y bomberos. Se hizo en esa fecha porque fue luego de que con con la comunidad se establecieran las condiciones para poder ingresar. Es decir, con la prefectura sin ningún tipo de arma u objeto intimidatorio. Ese fue el acuerdo. Si la comunidad hubiese permitido que se hiciera antes, yo lo hubiese hecho antes porque yo ya tenía el testimonio de Ruata desde días antes. Si ellos hubiesen aceptado antes, lo hacíamos antes. Cuando se llegó al acuerdo fue ese el día el que se dispuso para esperar la llegada de los Bomberos, del Equipo de Antropología Forense y del perito de parte propuesto por Sergio Maldonado. Por ese motivo fue esa fecha, para que se den todas las condiciones", continuó.


El primero de agosto, la Gendarmería tuvo control operacional desde el cruce hacia El Maitén, es decir, desde el puesto viejo. Hacia allí se dirigió varias veces la camioneta utilizada por Emmanuel Echazú, el gendarme que sufrió heridas durante el desalojo y que está imputado en el caso. Incluso, la Gendarmería estuvo apostada ahí varios días posteriores a la represión y desaparición de Santiago Maldonado.


"Se comprende todo el contexto. Estamos ante un hecho grave. Tenemos que investigar hechos, la existencia de esos hechos, quiénes los cometieron y ver si esas acciones fueron un delito", aseveró Lleral.


"Se pudo establecer el hallazgo de un cuerpo sin vida que después fue demostrado que es el de Santiago Andrés Maldonado. Hasta ahora lo único que se sabe es lo que yo he declarado sobre la autopsia, que el joven no tenía lesiones y no tenemos más datos corroborados que eso. Ahora resta aguardar los resultados definitivos de la autopsia. También se deben recibir los testimonios de las personas que participaron del rastrillaje para que conste en el expediente cómo lo encontraron. Hasta ahora no tuvimos tiempo de hacer ese trámite porque estuvimos ocupados en el traslado del cuerpo y el desarrollo de autopsia, donde se analizaron minuciosamente sobre los rastros que podían encontrarse en el cuerpo. Respecto a cómo llegó Santiago a ese lugar, hay muchos datos colectados en el expediente a través de los testigos. Por supuesto que puede haber más pruebas, nada cierra esa circunstancia", añadió a La Nación.

 

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...