lunes 20, noviembre 2017 | Actualizado 04:35
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Facundo Jones Huala, el líder de los mapuche, pidió "vengar" la muerte de Santiago Maldonado

22/10/2017 08:39 hs
"La sangre derramada no debe ser negociada jamás", expresó desde la cárcel, a la vez que aseguró que la comunidad no tiene responsabilidad en el caso.

El detenido líder mapuche Facundo Jones Huala expresó que siente "mucho odio" por la muerte y desaparición durante 79 días de Santiago Maldonado, pidió vengar su muerte y se quejó de que le quieren "echar la culpa" a su comunidad sobre la situación. Además destacó la "conciencia solidaria humanista" que tenía el joven tatuador.


En declaraciones a Radio Rebelde desde el penal en la Patagonia donde se encuentra detenido, el activista afirmó que ahora le "quieren echar la culpa" a la comunidad mapuche por la muerte de Maldonado, a quien calificó como un "anarquista". Además, remarcó que le cree a su "gente" que dice "que cruzaron el río y que Santiago no llegó a cruzar y que los gendarmes lo agarraron y se lo llevaron".


"Siento mucho odio. No se puede tolerar tanta injusticia. Es muy grave esto que pasa y no puede quedar así. La sangre derramada no debe ser negociada jamás y tiene que haber venganza de los sectores populares, del pueblo organizado movilizado, de los compañeros de Santiago, los anarquistas y los encapuchados porque Santiago fue un encapuchado", dijo.


Visiblemente emocionado, Jones Huala insultó a las autoridades y acusó al gobierno nacional de la muerte del joven artesano: "Tengo mucho dolor. Los odio. Odio a (la ministra Patricia) Bullrich porque son unos hijos de puta, una basura, encima nos quieren echar la culpa a nosotros. Son una mierda, discúlpenme", insistió Jones Huala quebrado por el llanto.


También acusó a (el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo) "Noceti quien el día anterior -al operativo de Gendarmería- había dicho que iba a cazar a todos los mapuches y los simpatizantes".


"La verdad es que tengo mucha rabia y mucha pena, son unos hijos de puta, esa es la palabra, es una porquería y Gendarmería es una mierda. Disculpen que no esté hablando tan políticamente correcto, hablo desde lo personal", señaló.


Asimismo agradeció "de todo corazón al compañero" Santiago ya que "cuando se cumplieron 30 días de mi detención injusta vino acompañado porque habían reprimido en Bariloche y él estuvo presente, él fue uno de los que reventó los vidrios del juzgado".


"El compañero estuvo peleando codo a codo" con los mapuches porque "era un anarquista", dijo y, aunque reconoció que mantenían "diferencias ideológicas", destacó que junto a Santiago "combatíamos en las calles, en las barricadas".


Por último, relató que -previo a la orden de desalojo de la ruta 40 dada por el juez Guido Otranto -el 1 de agosto pasado- "hubo una protesta y represión en Bariloche, con 9 detenidos y habían habido enfrentamientos en Esquel, y el compañero (Santiago) se acercó con su conciencia solidaria humanista".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...