sábado 16, diciembre 2017 | Actualizado 19:33
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Scioli convive dos días a la semana con Gisela Berger, a días de ser padres

06/10/2017 09:19 hs
Sigue remando para reconstruir la pareja. A la espera del nacimiento de su hijo, trata de calmar las aguas con Berger.

"A 60 días de ser padre, la sigo remando. Busco, como busqué siempre como una actitud de vida, reconstruir", había sido su última declaración de este aspecto privado de su vida, que la propia, que Gisela Berger se encargó de hacer público en medio de un ataque de celos.

 

Difícilmente una mujer olvide una infidelidad , y sobre todo si se produjo en una etapa de espera de tener familia. La modelo delató al ex gobernador sobre una relación paralela que mantuvo con la modelo Sofía Cléreci.

 

A partir de ahí, no solo exhibió públicamente a Scioli en una cara faranduleara antipática sino que luego reveló que estaban esperando un hijo.

 

Scioli no se rindió, y fiel a su estilo de luchador , volvió a tomar contacto con Gisela para que lo perdonase.

 

No fue ni es nada fácil, según pudo reconstruir Expediente, pero la novedad es que ahora Villa la Ñata la volvió a alojar a Gisela, al menos dos días en la semana. Están haciendo como un período de adaptación para ver si vuelven a convivir juntos .

 

Cuando se enteró que iba a ser padre, Scioli le pidió a su pareja que no se lo dijera a nadie. Cuando vio que la cosa se ponía fulera, decidió contar él la noticia , de forma unilateral. Entonces fue a lo de su amigo Jorge Rial y narró orgulloso: "Gisela está embarazada, voy a ser papá a los 60".

 

Pero su ex pareja respondió: "Cuando se enteró me pidió un aborto". Fulminante para la imagen que hasta ahí quiso construir el ex candidato a presidente.

 

Hay algo que Gisela no puede entender, mas allá de los arrepentimientos de Scioli y es porqué si rompió la relación con Karina Rabolini, ella sigue teniendo un rol vital en la vida del político. Para explicarlo, el ex motonauta lo definió con este sentimiento: "somos y siempre seremos familia".

 

Poca gracia la le causó a Scioli que Karina terminara constituyendo una pareja con quien fuera un ex jefe de prensa de campaña, Ignacio Castro Cranwell. Si posibilidades de pedir condiciones, lo terminó aceptando a regañadientes. Karina, sin embargo, no dejó de tener contacto permanente con La Ñata.

 

Ahora, para el plan reconciliación, Berger pide que tome distancia de Rabolini. A días de ser padres, mantiene la incógnita sobre el sexo de la criatura. Prefirieron no saberlo.

 

Con la campaña centralizada en Cristina, su rol es de acompañar en silencio. Nunca cuestionó que lo haya ubicado en el puesto quinto de la lista. En definitiva si algo siempre tuvo es poder de adaptación. Las encuestas ya no le sonríen. Sus afectos es un tema en permanente ebullición.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...