miércoles 18, octubre 2017 | Actualizado 17:23
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
ALERTA
Hubo incidentes en el juzgado de Esquel

La familia Maldonado se junta con el nuevo juez: le pedirá avanzar contra Gendarmería

03/10/2017 12:37 hs
Sergio Maldonado, hermano mayor del artesano, ya llegó al Juzgado para reunirse con Gustavo Lleral.

La familia de Santiago Maldonado se reunirá este martes con el juez Gustavo Lleral, a quen pedirá que profundice la investigación sobre los miembros de la Gendarmería que participaron del operativo en la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia hace dos meses, y a los que responsabilizan de la "desaparición forzada" del joven de 28 años.

 

Sergio Maldonado -hermano mayor de Santiago y vocero de la familia-, ya llegó esta mañana al juzgado en Esquel para la reunión. Viene de Bariloche, adonde había vuelto con su esposa Andrea Antico, tras la masiva concentración del domingo en Plaza de Mayo. Sergio llegó a la oficina del magistrado acompañado por la abogada de la familia.

 

Al juez le pedirán que profundice la investigación sobre los gendarmes que participaron del operativo y "se llevaron a Santiago", según sostienen, basados en testimonios de miembros de la comunidad mapuche que declararon en la causa ante el juez anterior, Guido Otranto.

 

En Gendarmería aseguran que las cosas no fueron así y refieren "contradicciones" en esas testimoniales. El Gobierno nacional también exculpa a los gendarmes: sus hipótesis son que Santiago no estuvo en el lugar, o que se ahogó en el río Chubut, hipótesis esta última que sostenía el juez Otranto, quien terminó siendo apartado de la causa hace diez días, cuando la Cámara de Comodoro Rivadavia hizo lugar a la recusación planteada por la familia. Entretanto, sigue vigente la medida que ordenó Otranto de rastrillaje a lo largo del cauce del río Chubut.

 

En la causa llegaron a declarar unos 13 gendarmes ante Otranto, la fiscal federal Silvina Avila y abogados de las partes; y quedan pendientes los testimonios de otros 20 uniformados. Se especula que Lleral podría retomar esas declaraciones en los próximos días. En su testimonial, uno de los gendarmes más apuntados por las heridas que exhibió, el subalférez Emmanuel Echazú, declaró que ya sangrando por un piedrazo bajó hasta cerca del río: "Escucho dos voces diferentes que venían desde el río y quizás desde la otra orilla. No pude divisar a ninguno. Me quedo un momento ahí, al no ver nada, las voces dejaron de escucharse, me vuelvo, hacia arriba por la pendiente. En ese momento ya se estaba replegando todo el personal". La querella no le cree.

 

La abogada Heredia participó el domingo de la marcha en esta ciudad -paralela a la de Plaza de Mayo- , donde hizo fuertes críticas a lo actuado por la Justicia, y hacia al Gobierno. Pero por otra parte sostuvo -en línea con la postura de la familia- que la designación del juez Lleral "abre una esperanza" y les da fuerzas "para llegar a la verdad sobre Santiago". En un gesto que fue muy valorado por la familia, el juez se comunicó con ellos apenas se puso al frente de la causa.

 

El juez se dedicó desde el jueves pasado a leer el voluminoso expediente, del cual admitió a su llegada a Esquel desde Rawson, no tener mayor conocimiento. Son dos causas: la de "hábeas corpus", y la de "desaparición forzada", delegada en la fiscal Avila. Pero Lleral todavía no dio ninguna pista de cómo encaminará la investigación. Esto es lo que quiere saber también la familia en la reunión con el magistrado. El fin de semana Heredia lo pasó trabajando en la presentación que harán ante el juez.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...