domingo 22, octubre 2017 | Actualizado 03:36
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La mujer que atropelló a su novio rugbier en Mendoza rompió el silencio: "Juro que no lo vi, todavía lo amo"

30/09/2017 16:10 hs
Julieta Silva fue sometida la prueba oftalmológica y negó haber tenido una pelea con su novio antes de atropellarlo, quien urió el 9 de septiembre.
Casi un mes después de atropellar a su novio con el auto a la salida de un boliche, Julieta Silva rompió el silencio y aseguró que no existió ninguna pelea antes del hecho y aclaró que "todavía ama" a Genaro Fortunato, el rugbier que murió la noche del 9 de septiembre.

Luego ser sometida a una pericia oftalmológica, Silva trató de ratificar la hipótesis de su defensa. "Juro que no lo vi, si me hubiera dado cuenta que él se cayó no me voy directamente como pasó", dijo.

La mujer, quien fue detenida por "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía", aseguró que "hay testigos" que sotienen que no existió ninguna pelea en el boliche La Mona. "La discusión fue con un tercero, esto está comprobado, los dos decidimos irnos en autos diferentes porque habíamos llegado ahí con dos autos", explicó.

"No tenía motivos ni nada. No existió una discusión entre nosotros y por más que hubiese sido así, decidimos irnos todos, el grupo de amigos que estábamos ahí, que éramos cinco", agregó.

En medio de una nota brindada a Televisión Andina (TVA), Silva dijo que todavía está "completamente enamorada" de Genaro.

Según las fuentes de la investigación, la joven se hallaba visiblemente angustiada y al borde del llanto cuando ingresó al centro asistencial para ser sometida al estudio oftalmológico, solicitado por la defensora oficial Florencia Garciarena, quien consideró que la joven sufre un alto grado de astigmatismo y, por ello, no vio al joven rugbier cuando lo aplastó con su vehículo a la salida de un boliche.

Días atrás, la defensora presentó un estudio realizado a principios de este año que señalaba que Silva tiene astigmatismo de -3 y que necesita anteojos para conducir.

Además, la joven ya había declarado en el marco de la investigación que no tenía los lentes que usaba para manejar por sufrir astigmatismo.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...