jueves 19, octubre 2017 | Actualizado 02:31
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Maldonado: la Prefectura recomienda buscar otra vez en el río Chubut

23/09/2017 12:44 hs
Los buzos destacaron que fueron detenidos por los activistas para evitar que investiguen en algunos tramos.

El informe final sobre el rastrillaje en los márgenes y en el afluente mismo del río Chubut, concluye que, a pesar de que fueron inspeccionados cerca de 2 millones de m2 a lo largo de 16 jornadas, deberían ser repasadas algunas áreas y sumar nuevas secciones ubicadas río abajo. Para los expertos, la posibilidad de que el cuerpo de Santiago Maldonado permanezca atrapado entre las raíces de los sauces, en los primeros 60 kilómetros partiendo del llamado Pu Lof, es real y amerita volver a rastrillar desde el origen.

 

El documento, al que tuvo acceso exclusivo Clarín, incluye detallada explicación sobre el quehacer de los equipos de Prefectura Naval --acompañados por personal de la Estación de Salvamento y Rescate de Bariloche, junto a helicópteros, personal de a pie y en embarcaciones--, entre el 5 de agosto y el 18 de septiembre pasado.

 

En total abarcaron 60 kilómetros y una superficie de 1.800.000 de m2. Soportando temperaturas de 5 grados en el agua y con corrientes de intensidad mediana a fuerte de entre 3 a /km/h. "El lecho o fondo era de consistencia rocosa (canto rodado de diferentes volúmenes y arcilla en algunos sectores aislados), con profundidades que variaban entre 0,30 m a 2,50 m", dice. "Se intensificaron los buceos en aquellas zonas en donde existían ramas, raigones y elementos factibles de enganche de objetos.


Uno de los momentos claves relatados en el informe, es cuando los buzos se internan en el río Chubut en el mismo sector en el cual, según testigos, desapareció Maldonado el 1 de agosto. A orillas del Pu Lof. Los especialistas trabajaron en una profundidad que iba de 1 a 1,50 metros y con óptimas condiciones climáticas, que les hubiera permitido avanzar sobre una pista clave para la investigación.

 

Los buzos solo pudieron rastrear en 400 metros río abajo, siempre observando el lecho a través de aguas cristalinas. Pero la oposición de los integrantes de Resistencia Cushamen a que continuaran hacia lo que ellos llaman "Aguas Sagradas", truncó la actividad.

 

Refiriéndose al 5 de agosto, los buzos indican: "La búsqueda subacuática fue efectuada en un área de 30 m de ancho aproximadamente por 400 m de largo aproximadamente en una profundidad que variaba de 1m a 1,50. A esa altura no se pudo continuar con la actividad debido a la negativa de la comunidad mapuche que considera a las aguas del río como sagradas".


Según ya le había relatado a Clarín, el oficial a cargo de la Estación Bariloche, Juan Carlos Mussin, la visibilidad acompañó varias de las jornadas de operación, pero el área del Pu Lof era especialmente interesante por tratarse del lugar preciso en el cual habría caído el tatuador.

 

Los buzos también hacen mención al descubrimiento el 12 de septiembre de "tierra removida" a varios kilómetros de la zona tomada de Cushamen. "En cuanto a los patrullajes terrestres, los mismos fueron realizados sobre ambas márgenes del río por personal de la Agrupación Albatros y de la Policía Federal Argentina, arrojando como resultado que a tres kilómetros aproximadamente de la costa (tierra adentro) y a unos veinte kms aproximadamente de la zona de conflicto, personal de Policía Federal halló tierra removida. De inmediato el Comisario Inspector Rodolfo Gutiérrez (Jefe del Dpto Delitos contra las Personas PFA) puso en conocimiento de la situación al Magistrado interviniente, quien ordenó se implante consigna en el lugar", indican.


Los especialistas son claros, hay que continuar la búsqueda. Mussin reconoció que no se sentía 100% seguro de que no haber pasado por alto el cuerpo y esa es la idea que aflora en el informe final. "Continuar la búsqueda subácua, siendo aconsejable al menos una longitud de aproximadamente 16 km del cauce agua abajo" de las zonas ocupadas por los activistas, recomiendan.

 

(Fuente Clarín)

TAGS
santiago maldonado, prefectura,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...