sábado 23, septiembre 2017 | Actualizado 09:43
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El escalofriante ataque sicario a una dirigente de la Corriente Clasista y Combativa

07/09/2017 10:33 hs
Julia Rosales recibió dos balazos en su brazo y otro en el pecho. Qué hipótesis barajan los investigadores.

Julia Rosales, dirigente de la Corriente Clasista Combativa (CCC) e histórica integrante del Partido Comunista Revolucionario, llegaba el lunes 28 de agosto por la tarde a su domicilio, en Villa Martelli, Vicente López. Al mirar por el espejo retrovisor, antes de abrir la puerta, vio un hombre en una moto que desempuñaba un arma. Pocos segundos le bastaron para cubrirse con el brazo y agacharse.


La reacción le salvó la vida. Recibió dos balazos en su brazo y otro en el pecho que no afectó órganos vitales. Fuentes de la investigación que vieron un video del hecho al que accedió PERFIL no tienen dudas: no es un intento de robo. El motorista descarga múltiples balas y se da a la fuga. No hay ningún antecedente similar en el distrito.


      Embed

Herida por los disparos, Rosales fue asistida por vecinos y oficiales de la Bonaerense que la trasladaron al hospital sin esperar la llegada de la ambulancia. Dos días después fue operada para extraer las dos balas que quedaron en su brazo y ya está fuera de peligro. Esta dirigente, responsable de las acciones de la CCC y su partido político en la zona norte de Capital, sus familiares y los dirigentes de la organización social no tienen dudas. Fue un intento de asesinato.

 

En el caso intervino la comisaría 4ta, a cargo del comisario Alejandro Vaisman, y la fiscalía de Vicente López Oeste, Gastón Larramendi. Por ahora, hay un sólo video y se espera el resultado de las pericias balísticas. Buscan más registros en cámaras de la zona y el informe preliminar definió que se utilizó una pistola calibre 9 milímetros, el mismo que utilizan las fuerzas de seguridad en la argentina y la mayoría de los países de la región.

 

Hace una semana, dirigentes de la CCC se manifestaron frente al Ministerio de Seguridad donde fueron recibidos por el secretario Gerardo Milman quien se comprometió a interceder ante el ministerio bonaerense para que se atienda el caso. En la CCC sostienen que el intento de asesinato ocurre en el marco de una escalada represiva y apuntan a una operación de servicios. Mientras que fuentes de la investigación creen que no se debe descartar la hipótesis de un ataque narco.

 

La CCC conoce, por su trabajo barrial, conflictos con sectores complicados como el narcotráfico. El año pasado, Juan Carlos Alderete recibió 21 amenazas de muerte cuando la organización desplegaba la campaña "Ni un Pibe Menos por la Droga". Aunque todos admiten que esta es un hipótesis que no se puede descartar, sospechan que en este caso hay otras fuerzas intervinientes porque coincide con la desaparición de Santiago Maldonado, una serie de allanamientos a organizaciones sociales en Córdoba y un endurecimiento del Gobierno frente a gremios y organizaciones sociales.


      Embed

"No ocurre algo así desde 1983", comenta César García a PERFIL. Otro dato que aporta el hijo de la víctima suma preocupación. Cuando su padre volvió al domicilio en calle México, encontró que su auto había sido atacado. Ni siquiera García conocía el domicilio, porque sus padres se habían mudado allí hace pocas semanas. La dirección no figura en las guías ni hay servicios a su nombre. "Acá hubo una operación de inteligencia previa", asegura.

 

El video al que accedió PERFIL evidencia la gravedad del caso en un contexto de fuerte tensión social por la desaparición de Santiago Maldonado. Ocurrió pocos días antes de los incidentes durante la marcha del viernes. Por pocos centímetros, las balas que recibió Rosales, no fueron mortales.

 

(Fuente Perfil)

TAGS
julia rosales, corriente clasista combativa,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...