sábado 23, septiembre 2017 | Actualizado 06:03
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
Opinión

Santiago Maldonado: la nueva y pesada grieta de la sociedad argentina

04/09/2017 12:13 hs
La desaparición de Maldonado tiene en vilo a todos pero hay dudas de las sinceras intenciones.
María Clara Rositano
Por María Clara Rositano
Periodista

Por María Clara Rositano

@ClariRositano


La desaparición de Santiago Maldonado tiene en vilo al país y al mundo entero, después que diversos organismos de Derechos Humanos pidan por su aparición con vida. El caso está más que politizado y generó una nueva grieta que no es, en ningún aspecto, positiva para nuestra sociedad.


El 1º de agosto fue la última vez que vieron a Santiago con vida. Estaba en una protesta de activistas mapuches en la localidad de Cushamen (Chubut) y ante el avance de la Gendarmería no pudo cruzar el río ya que, según relata su familia, no sabe nadar.


Los agentes lo agarraron y lo metieron en una camioneta. Acto seguido hubo un traslado a otro vehículo, conforme al relato de los presentes, y nunca más se supo de él.


Su desaparición comenzó a tener más relevancia pública cuando la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner pidió por su aparición con vida. Desde entonces, se sumaron al reclamo Amnistía Internacional, la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), además de todos los políticos y la sociedad argentina. Su foto incluso apareció en una pantalla gigante en pleno centro de Londres. 


La intromisión de diversos políticos y el momento histórico -en medio de unas elecciones- sacan el pedido de eje. Con Santiago Maldonado se abrió una nueva grieta cuando todavía no se cerró la anterior. 


Quiero que Santiago aparezca con vida y quiero saber qué fue lo que pasó a lo largo de este mes, aunque lamentablemente no creo que eso suceda. No es positivo que usen el momento para aprovechar y sacar ventaja, como siempre hacen los políticos y como lamentablemente estamos acostumbrados.


"Divide y reinarás", recomendó alguna vez uno de los pensadores y estrategas políticos más icónicos de la historia.


Vivimos en el terrible momento donde como sociedad nos enfrentamos por el pedido de una persona desaparecida.


Repito: nos enfrentamos por el pedido de una persona desaparecida.


¡NOS ENFRENTAMOS POR EL PEDIDO DE UNA PERSONA DESAPARECIDA!


¿Alguno se percata de la irracionalidad de la frase?


No tiene que haber banderas políticas, nacionalidades o estilos de vida que importen.


Santiago Maldonado es argentino. 


Santiago Maldonado está desaparecido.


Si se pide que Santiago aparezca, no significa que uno es kirchnerista. Si se habla en contra de los destrozos que hubo el pasado viernes después de la marcha multitudinaria en todo el país, no se es macrista.


Ni una cosa está mal. Ni la otra cosa está bien.


Es momento que paremos un poco y miremos a nuestro alrededor.


No se responde al pedido de su aparición con vida reclamando por Julio López -otro desaparecido en democracia en la época en la que gobernaba el kirchnerismo-, ni se responde con destrucción de nuestro propio patrimonio.


No nos sirve como sociedad y le sirve a los políticos, los mismos que sólo piensan en su ambición de poder y su necesidad de engrosar las cuentas.


Al final del día, ellos duermen en paz y nosotros nos peleamos.


Al final del día, Santiago Maldonado no está y ellos ríen terroríficamente, ya que todavía hay mucha más cizaña para generar.


Dejemos de hacer grieta de todo y pensemos en qué es lo mejor para nosotros, no para ellos.  

TAGS
santiago maldonado,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...