sábado 23, septiembre 2017 | Actualizado 09:40
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Caso Maldonado: "Si se hubieran hecho las tareas de geolocalización como en el caso Anahí, se sabría dónde está"

02/09/2017 11:34 hs
Un ingenieron en electrónica y telecomunicación detalló qué hubiese sido efectivo en ese marco parahallar a Santiago.

A más de un mes de la desaparición de Santiago Maldonado, la ausencia de un peritaje clave provoca alarma y preocupación: se trata de los análisis de geolocalización de los teléfonos celulares del joven que el 1 de agosto participaba de una protesta mapuche en Cushamen, que fue reprimida por la Gendarmería Nacional.

 

El reconocido ingeniero en electrónica y telecomunicaciones, Ariel Garbarz, detalló que, si se hubieran hecho las tareas de geolocalización como en el caso de Anahí Benítez, Maldonado hubiera aparecido tiempo atrás, detalló  en diálogo con BigBangNews.


Las tareas no son complejas, pero requieren de una serie de pasos clave: autorizaciones judiciales, información que debe aportar la empresa de telefonía y el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).


"Hay que ir al lugar de los hechos, buscar la antena que tomó señal, trabajamos con tecnologías híbridas, lo mismo que hace el FBI, con tecnología de celdas y coordenadas polares", describió Garbarz, perito consultor de la Justicia Federal, que esta semana mantuvo una reunión con la fiscal de la causa por desaparición forzada de Maldonado, Silvina Ávila.


La fiscal se reunió con Garbarz el martes para pedirle colaboración. Lo llamativo es que ni ella ni el juez ordenaron las medidas que permitirían descubrir el movimiento de los teléfonos celulares de Maldonado, y conocer qué nivel de cercanía mantuvieron los gendarmes con el joven desaparecido desde el 1 de agosto. "Algo está pasando en esta causa porque no se ordenan las medidas que se ordenarían en cualquier otra causa", aseguró el experto ante la consulta de este medio.

 

La tarea de Garbarz se lleva a cabo en el marco de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Hasta el momento, las únicas pericias de geolocalización estuvieron en manos de la Policía Federal, que desarrolla un trabajo similar, pero con tecnología más antigua y mayor margen de error. Desde que la carátula de la causa es por desaparición forzada, la Gendarmería ya no puede intervenir en la pesquisa.


No se trata de un dato menor lo que explica Garbarz. El rastreo permitiría conocer una supuesta ubicación de Maldonado, pero por sobre todas las cosas a qué distancia estuvieron alrededor de 40 celulares que pertenecen a los efectivos de la Gendarmería que participaron del operativo donde se lo vio por última vez.

 

"Hay que hacer un trabajo de triangulación con las antenas de Esquel y El Bolsón. Ni la fiscal ni el juez lo ordenaron hasta ahora", cuestionó Garbarz. El perito recuerda el reciente femicidio de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años que fue hallada sin vida en la reserva Santa Catalina. La rápida acción mediante la geolocalización de los teléfonos y las antenas que se activaron permitieron la detención de quien hasta el momento es el principal sospechoso.

 

Garbarz cree que si hasta el momento no se hizo fue porque "no se quiere que se pruebe la responsabilidad" de la Gendarmería Nacional en la desaparición del joven. El perito, además, sostiene que, si las triangulaciones finas del teléfono de Maldonado coinciden con la de los teléfonos de los gendarmes, quedaría probado el secuestro. Sin embargo, no descarta que la propia fuerza de seguridad cuestionada hubiera montado una posible estrategia para mostrar que los celulares de los gendarmes se encuentren alejados de los que utilizaba Maldonado.

 

Inclusive, el perito cree que la llamada de 22 segundos que hizo un amigo de Maldonado al celular del joven desaparecido el 2 de agosto podría ser suficiente para resolver el caso y "localizar a los culpables".


(Fuente BigBangNews)

TAGS
santiago maldonado, celular,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...