jueves 21, septiembre 2017 | Actualizado 11:08
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Caso Maldonado: líderes mapuches contradicen al RAM y afirman que se puede entrar al "terreno sagrado"

31/08/2017 06:43 hs
Lo dicen los caciques de la comunidad de Cushamen, en Chubut. Con ese argumento, se frenó una pericia clave.

Cushamen tiene 750 habitantes. En el pueblo vive una de las comunidades mapuches más importantes de la Argentina y son los propios loncos (o caciques) quienes afirman que nada tienen que ver con el grupo de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM),  que lidera Facundo Jones Huala: "Ellos no nos representan, no sabemos quiénes son y no luchan por lo que nosotros luchamos".


Se sorprenden cuando se enteran que la fiscal reveló en un informe que aunque estaban cerca de seguir una pista clave con los perros, los miembros de la comunidad impidieron que se concluyera el operativo porque ingresaban a un "espacio sagrado": "El territorio sagrado existe en la comunidad mapuche, pero no está prohibido el ingreso para nadie. Eso es una locura, cualquiera puede entrar".


Genaro Nahuelquir y Rudecindo Calfupán son los líderes de este comunidad y quieren despegarse del grupo (RAM), que mantiene una toma de tierras a 80 km de donde están ellos.


"No tenemos nada que ver con ellos, aparte no son de acá, de nuestra comunidad, no sé de dónde llegaron, pero lo hicieron y se instalaron allí", aseguran los caciques, rodeados por otros vecinos mapuches que se sumaron a la charla con Clarín.


Todos conocen del caso por lo que ven en la tele y escuchan en las radios, los diarios no llegan al pueblo: "Queremos que aparezca Maldonado, por supuesto. Pero no lo conocemos, no sabemos quién es".


El rastrillaje, explica el informe elevado al Ministerio de Seguridad para ser enviado a la ONU, fue suspendido "ante la férrea oposición de la comunidad mapuche que alegó que permitir el paso de los perros hacia la otra orilla del río Chubut violentaba un espacio sagrado". Y agregó que la pericia se vio frustrada. "La medida de proseguir desde una orilla hacia la otra, que está enfrente, hubiera posibilitado confirmar o descartar que efectivamente Santiago haya cruzado ese cuerpo de agua", subraya.


El territorio sagrado es un lugar donde se realizan ceremonias para pedir por salud y bienestar para la población, cuentan: "Nada que ocultar", agrega Rudecindo y completa: "Esta situación nos tiene muy mal a todos, porque hay muchos que confunden y creen que ellos son todos los mapuches y debemos aclarar que son un grupo reducido que eligió la violencia cuando nuestra regla primordial es resolver los problemas con diálogo y paz".


Por eso entre todos ejemplifican con un caso ocurrido hace dos años con unas tierras que pertenecían al mapuche Joaquín Cayo: "Un día le llegó una carta documento de un abogado de Comodoro Rivadavia que le pedía el terreno. Juntamos plata entre todos y pagamos nuestro abogado. Ahora si bien el problema no se solucionó, Cayú vive allí y nadie lo sacará. Nosotros lo defendimos entre todos, en comunidad, y nadie nos vino a ayudar", relató Genaro.


La palabra de los loncos es casi sagrada. Lo que ellos dicen se respeta, por eso les llama la atención que nadie del RAM los haya visitado nunca: "Puede ser que tengan razón en su reclamo, no lo entendemos bien, pero como lo hacen no es la manera".

 

(Fuente Clarín)

TAGS
santiago maldonado, ram, cuchamen,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...