martes 19, septiembre 2017 | Actualizado 12:11
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Sandra Arroyo Salgado aseguró que es "impensado" que Alberto Nisman se haya inyectado ketamina

30/08/2017 08:16 hs
La jueza, ex mujer del exfiscal del caso AMIA, planteó que la droga le fue suministrada a su ex marido.

La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex pareja del ex fiscal de la AMIA, Alberto Nisman, afirmó que el denunciante de Cristina Kirchner por encubrir a los iraníes acusados del atentado "tenía muchos golpes" y que "es impensado que se haya inyectado ketamina", tal como revelaron las últimas pericias realizadas al cuerpo del hombre encontrado muerto en su departamento en enero de 2015.


La ex esposa del funcionario fallecido consideró que la presencia de esa droga haya sido parte de un procedimiento aplicado por "terceros" para "dominar a la persona".


      Embed


Para Arroyo Salgado, la eventual inyección en dosis altas de ese narcótico, sumado al clonazepam que saltó en las pericias, podría ser "una forma de dominar a la persona, en caso de que terceras personas se la hubieran suministrado".


"No se secuestró ninguna jeringa como para sostener que él se hubiera inyectado para ponerse en una situación de efecto psicodélico. Pero me llama la atención que se diga que el domingo posterior a su muerte, desde su computadora, él habría consultado por Google la palabra psicodelia. Es una típica operación de inteligencia", insistió su ex esposa.


      Embed


Además, la jueza federal sumó como dato llamativo que entre las supuestas páginas web que el fiscal consultó el domingo por la mañana haya sido "la vida después de la muerte o que consultó el diario Página 12, cuando lo tenía en la puerta de su casa. Conozco los usos y costumbres de él. Es impensado que no hubiera recogido el diario que le tiraban por la puerta, como también es impensado que se inyecte ketamina".


Arroyo Salgado destacó que Nisman era "valiente", a tal punto de "que se haya animado a pedir una indagatoria y un posible detención a un presidente en ejercicio", pero que su condición era muy distinta "en temas médicos". Recordó que en su "primera intervención quirúrgica", por un corte con un cuchillo, para Nisman fue "toda una historia", y que cuando ella se tenía que inyectar hormonas por "tratamientos de fertilidad" que realizaron, su entonces esposo le decía: "No, no, no, yo no lo puedo ver eso".


      Embed


Por esos motivos, insistió con que "es impensado que se inyecte ketamina" y resaltó que "tampoco se han secuestrado restos de esa droga en polvo, como si él la hubiera cocinado para ingerirla así".


"Mientras la justicia no llegue a dar una respuesta, esta es la peor herencia, la que dejó este hecho (por Nisman) es el miedo", concluyó la jueza federal.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...