lunes 25, septiembre 2017 | Actualizado 21:06
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Cómo es el "megajuicio" que prepara la Justicia contra Cristina Kirchner y Lázaro Báez por la corrupción en la obra pública?

26/08/2017 16:08 hs
El juez Casanello se declaró parcialmente incompetente y dejó en manos de su par Ercolini la decisión de unificar las causas.
El término "megajuicio" no fue usada por arriba por el juez Sebastián Casanello en su resolución de 751 fojas en el marco de la causa conocida mediáticamente como la "Ruta del dinero K".

Es que el juez federal procesó el viernes por tercera vez al empresario detenido Lázaro Báez, además de embargarlo por 10.500 millones de pesos. A su vez, procesó a sus cuatro hijos, Martín, Leandro, Luciana y Melina, a Leonardo Fariña y a Federico Eslakar.

Acto seguido, Casanello se declaró "parcialmente incompetente" y le giró la causa a Julián Ercolini, juez federal que solicitó también este viernes indagar a Cristina Kirchner por Hotesur. Claudio Bonadio procesó en abril a la expresidenta por Los Sauces y se la pasó a Ercolini. Según consignó el diario Clarín, las tres causas podrían terminar en un único megajuicio. Así, Cristina y Lázaro se verían las caras en Comodoro Py después de mucho tiempo de silencio.

El embargo de 10.500 millones de pesos (600 millones de dólares) que trabó Casanello es sobre Austral Construcciones y las otras empresas con las que Báez habría lavado dinero proveniente de sobreprecios en la obra pública durante los doce años de gobierno kirchnerista. Hasta ahora, el juez inmovilizó bienes de Lázaro por 2,7 mil millones de pesos y entregó al Estado 144 máquinas viales y dos aviones. Cabe recordar que el Grupo Austral obtuvo 52 contratos por 46 mil millones de pesos durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Por su parte, Bonadio había procesado en abril a la expresidenta en la Causa Los Sauces. También a sus hijos, Máximo y Florencia. En esa ocasión el juez acusó a la ex presidente de liderar una "asociación ilícita" para cobrar alquileres de Lázaro Báez y del dueño de C5N, Cristóbal López, que en realidad serían coimas por obtener contratos de obra pública y de áreas petroleras. Luego, como hizo Casanello el viernes, se declaró incompetente y le giró la causa a Ercolini.

Ercolini, el mismo día que Casanello planteó la posibilidad de realizar un megajuicio sobre las tres causas, solicitó indagar el 9 de noviembre a Cristina en la Causa Hotesur. Máximo deberá ir el 13 y Florencia, el 15. Lázaro, en tanto, el 28. El juez federal tiene en Hotesur la misma hipótesis que Bonadio investigó en Los Sauces: el circuito del dinero, producto de una "asociación ilícita", desde la obra pública a favor de Báez hacia alquileres a favor de los Kirchner.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...