sábado 21, octubre 2017 | Actualizado 09:02
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Menem y el Mono Minnicelli, cisnes pardos a 6 días de las PASO

08/08/2017 11:46 hs
Cuánto afectan las noticias judiciales que caen a tan pocos días de una elección que no tenía muchas sorpresas.
Ignacio Zuleta
Por Ignacio Zuleta
Por Ignacio Zuleta
@IZuleta


Una es la detención de Claudio Minnichelli, cuñado de Julio de Vido, por una trama de contrabandos presuntos que alimentó él mismo manteniéndose en la clandestinidad durante casi un año. La otra es la inhabilitación de Carlos Menem para ser candidato a senador por La Rioja. Una es una noticia policial - se ventila en fuero penal -, la otra entra en el radar de la política porque se tramita en el fuero electoral.

 

En 2011, meses antes de las elecciones presidenciales (mayo), estalló el caso Schocklender. Todos creían que el escándalo iba a hundir al gobierno de Cristina de Kirchner logró la reelección con un porcentaje altísimo de votos. El caso fue inocuo para el resultado electoral y prueba que no transfirió el virus a las urnas.

 

Jaime Durán Barba ha contado varias veces que en el año 2015 el caso Nisman, fiscal que murió en enero de ese año, tampoco afectó a la opinión de los votantes, según los "focus groups" de la campaña de Cambiemos.

 

Cambiemos festeja la captura de Minnicelli en la presunción de que esta vez un escándalo que implica a familias del ciclo cristinista afectará a los candidatos del peronismo.

 

En el caso Menem hay que abrir una carpeta de análisis. El oficialismo nacional, que es oposición en La Rioja, promovió la impugnación por las condenas recibidas por el ex presidente. El fallo de la Cámara Nacional Electoral puede ser usado por el peronismo como un caso de persecución política del candidato, pese a que la ley prevé las inhabilitaciones de los condenados. El peronismo de La Rioja pone el acento de la oportunidad del fallo, pero éste ocurre en el momento cuando se analizan los papeles de los candidatos. Habrá una apelación a la Suprema Corte, pero sólo un amparo puede rehabilitarlo a Menem. La Corte dirá que no resuelve amparos de casos aún en trámite, si aplica la jurisprudencia que usa para rechazar esos planteos. Si considera que es un caso firme, se tomará su tiempo y con eso un aparo puede permitirle a Menem ser candidato.

 

La estrategia de la victimización es a veces eficaz; por eso la persecución del adversario es un arma de doble filo, o un búmeran. En política es ley que nunca hay que obligar al adversario a defenderse, porque la vehemencia de la respuesta puede ser una herramienta eficaz.

 

Esto convierte a los dos casos en cisnes pardos, que no negros, hasta que no se conozcan los resultados de las PASO y se puedan analizar, con más datos, las razones del voto.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...