viernes 15, diciembre 2017 | Actualizado 05:20
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Crimen de Anahí: el perro también halló rastros de olor de Marcos Bazán en el lugar donde apareció el cuerpo

08/08/2017 08:06 hs
Según su adiestrador, no quiere decir que el sospechoso la haya matado, "pero es un indicio".

Si los investigadores en algún momento encuentran pruebas que indiquen que Marcos Esteban Bazán tuvo algo que ver con la muerte de Anahí Benítez, Bruno, uno de los perros de la policía,  habrá sido uno de los responsables. Es que, además de haber llegado por el olor de la víctima hasta la casa del segundo detenido, el can también encontró el "perfume" de Bazán en el pozo donde la policía halló el cadáver de Anahí.


"Son indicios, pero sirven para la investigación", explicó Diego Tula a Infobae. El hombre es el adiestrador de Bruno, un perro de cuatro años de edad, único en la Provincia por su olfato súper desarrollado. El sábado, después del hallazgo del cadáver de Anahí, las fiscales del caso convocaron a Bruno, que "trabaja" para la secretaría de Seguridad del municipio de Escobar.


Llevaron al perro al cuarto de Anahí y tomaron muestras de olor de la adolescente que había en pelos, un corpiño y la plantilla de una de las zapatillas que más usaba. Con ese material, los adiestradores de Bruno fueron hasta la casa del primer detenido, el profesor de Matemáticas Leandro Agostino, donde no hallaron rastros de la chica. Y luego, a la entrada del predio de Santa Catalina de Lomas de Zamora, el campo donde encontraron a la joven sin vida.

 

Allí le hicieron sentir al perro el olor de la adolescente nuevamente, y Bruno salió derecho hacia la casa de Bazán y se paró frente a la reja. El perro recorrió el interior de la casa y fue hasta un cuarto construido en el patio. La casa de Bazán estaba descrita en el diario íntimo de Benítez, aunque a él no se lo mencionaba. "Así como podemos decir que Anahí no estuvo en lo de Agostino, sí que estuvo en lo de Bazán", detalló Tula.


"Bruno tomó el rastro, había olor en la entrada del predio. El perro siguió avanzando por unos senderos que salen a la Estación de Santa Catalina y se plantó en la puerta de la casa de Bazán. Ahí quería seguir avanzando. Se le pidió autorización al fiscal para entrar a la casa y continuó el rastro por el pasillo de la casa, recorrió el interior y terminó en el fondo", explicó su adiestrador, quien trabaja con este Weimaraner grisáceo desde hace tres años y, asegura, tiene una efectividad del 90%.


Pero el eficiente trabajo de Bruno no terminó ahí. Cuando vio que el can abría puertas, la fiscal Verónica Pérez preguntó si podían decirle a Bruno que registre olores de Bazán para determinar si su rastro se hallaba también en la escena del crimen, un pozo cavado a unos 300 metros de la casa del sospechoso. Y lo que encontraron fue, efectivamente, había olor del sospechoso allí. "El olor de Bazán estuvo ahí. No quiere decir que él haya sido el asesino. Pudo haber estado un día antes. Pero sirve como indicio para la investigación", comentó Tula.


Desde que fue incorporado a la brigada canina de Escobar, Bruno participó de la investigación del doble crimen de El Palomar, ocurrido en 2015, por el que fue condenado a perpetua Enrique Alcaraz. También integró, junto con perros de los Bomberos de Punta Alta, la búsqueda de Araceli Fulles, otra de las jóvenes asesinadas este año. "Bruno es especialista en buscar el olor de una persona en particular".


"Todos tenemos un olor particular, es como una huella digital. No hay dos olores en el mundo iguales", sintetizó Tula, y no se guardó elogios para su perro: "Es muy rápido para resolver. Ahora que está expermientado es rapidísimo. Hace una excelente discriminación de olores y puede seguir el rastro de una persona incluso en un vehículo".

 

Bruno iba a volver este lunes al predio Santa Catalina porque las fiscales querían saber si había olor de Agostino en la casa de Bazán. Pero el operativo fue interrumpido por uno de los grandes enemigos del trabajo del perro: la lluvia. "Borra los rastros de olor", comentó su adiestrador.

 

Por eso, el trabajo del Weimaraner se terminó, al menos por ahora, en el caso Anahí. Tula está orgulloso: "Lo que el can hizo fue marcar el recorrido de Anahí y de Bazán. Si gracias a eso se resuelve el caso, bienvenido sea para ayudar a la Justicia", comentó, antes de ponerle la mejor cucarda a Bruno: "Es el Messi de los perros".


(Fuente Infobae)

TAGS
anahi benitez, marcos bazan, lugar del cuerpo, perro,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...