lunes 21, agosto 2017 | Actualizado 22:30
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Los recuerdos de la última llamada de Lady Di que persiguen a los príncipes William y Harry

24/07/2017 09:36 hs
Los príncipes Harry y William, de 32 y 35 años respectivamente dicen que su madre fue "la mejor madre que ha existido".

Los príncipes William y Harry de Inglaterra expresaron cuánto lamentan que la última conversación que tuvieron con su madre, la princesa Diana de Gales, fue una llamada telefónica en la que ellos estaban "desesperadamente apurados".


El príncipe Harry dijo: "Nos llamaba desde París, no recuerdo lo que dije pero todo lo que recuerdo es probablemente lamentar por el resto de mi vida cuán corta fue esa llamada".


La princesa Diana murió esa noche, el 31 de agosto de 1997, en un accidente de tránsito, cuando William tenía 15 años y Harry, 12.


En un documental del canal de televisión británico ITV, que evoca a la princesa tras 20 años de su muerte, William señaló que la última charla con su madre tiene un gran peso en su mente, se quedó en su memoria.


Se produjo cuando los hermanos estaban divirtiéndose con sus primos en Balmoral, la casa en Escocia de la reina Isabel de Inglaterra.


"Harry y yo estábamos desesperadamente apurados por decir adiós. Ya saben (por decir): 'Nos vemos'... Si hubiese sabido lo que iba a pasar, obviamente no hubiese sido tan indiferente ante eso (la llamada) y todo los demás", señaló.


El duque de Cambridge indicó en la entrevista, realizada en su casa en Londres. que recuerda lo que su madre dijo, pero no reveló los detalles de la conversación.


Como una niña


El príncipe Harry también habló de su estilo maternal y lo calificó de "divertido".


Los hermanos añadieron que su madre era "una completa y total niña", que entendía cómo era "la vida real fuera de las paredes del palacio".


"Cuando la gente me dice: 'Entonces, era divertida. Danos un ejemplo', todo lo que puedo escuchar es su risa en mi cabeza", dijo Harry.


"Uno de sus lemas cuando me hablaba era: 'Puedes ser tan travieso como quieras, simplemente no dejes que te pillen", añadió el príncipe.


"Ella era una de las madres más traviesas. Nos venía a ver jugar fútbol y nos metía dulces en nuestras medias".


Divertida


William recuerda a su madre como una persona "muy informal y que realmente disfrutaba la risa y la diversión".


Podía llegar a ser toda una "bromista", añadió. Y amaba las tarjetas divertidas.


"Cuando estaba en la escuela, mi madre me mandaba tarjetas. Usualmente encontraba una con algo embarazoso, una tarjeta muy cómica y me escribía algo muy bueno adentro".


"Pero yo no me atrevía a abrirla (en el salón de clases), en caso de que los maestros o alguien más en la clase pudiese verla".


El príncipe William también recordó algo "muy divertido" que sucedió un día cuando regresaba de la escuela.


Su madre había invitado a las modelos Cindy Crawford, Christy Turlington y Naomi Campbell a su casa en el Palacio de Kensington.


"Yo era un chico de unos 12 o 13 años que tenía carteles de ellas en la pared de mi cuarto", indicó en el documental que lleva por título: "Diana, Our Mother: Her Life and Legacy" ("Diana, nuestra madre: su vida y legado").


"Me puse rojo y no sabía qué decir. Creo que balbuceé y de hecho creo que me caí cuando subí las escaleras. Estaba completamente asombrado".


"La mejor madre"


En el programa, los príncipes observan fotos inéditas de su madre.


Los dos miembros de la realeza británica se pasean por uno de los álbumes personales de Diana a medida de que hablan de su infancia y de la imagen global de la princesa como activista de campañas a favor de los sin techo, de los pacientes con sida y en contra de las minas antipersona.


William admitió que al principio la idea de participar en el documental le pareció "bastante desmoralizante". Sin embargo, explicó que terminó siendo parte de un "proceso de curación".

Indicó que quiere que "su legado perdure en nuestro trabajo y sentimos que esta es una manera apropiada de hacer eso".


El príncipe Harry dijo: "Para mí y para William, ella fue simplemente la mejor madre que ha existido".

"Ha sido duro y seguirá siendo duro. No hay un día que William y yo no deseemos que ella estuviera cerca y nos preguntamos qué tipo de madre sería ahora, qué tipo de rol público desempeñaría y qué diferencia estaría haciendo".


Los príncipes aceptaron participar en otro documental de la BBC sobre su madre.


"No volveremos a hacer esto nuevamente, no hablaremos tan abierta o públicamente sobre ella otra vez porque esperamos que esta grabación ofrezca el otro lado, el lado de familiares y amigos cercanos, que quizás no se ha oído antes: cómo la recuerdan los que mejor la conocían y los que quieren proteger su recuerdo y desean recordarle a la gente la persona que era", señaló William.


"La abuela Diana"


A inicios de este mes, los príncipes asistieron a una ceremonia especial en la tumba de su madre, ubicada en Althorp House, en Northamptonshire, en el norte de Inglaterra.


Se realizó el día en que Diana cumpliría 56 años.


El príncipe Harry dijo que él había llorado por su madre sólo dos veces: una de ellas fue durante el funeral en 1997.


"Todavía hay mucho dolor que necesita ser sacado", indicó.


El príncipe William asistió a la ceremonia en honor a su madre acompañado por su esposa, Kate, duquesa de Cambridge, y sus hijos, los príncipes George (4 años) y Charlotte (2 años).


El duque señaló que mantiene el recuerdo de su madre vivo para sus hijos al hablarles "constantemente sobre su abuelita Diana".


"Ella hubiese sido una abuela adorable, con toda seguridad le hubiese encantado ser abuela, hubiese adorado a los niños", indicó William.


Y bromeó: "Hubiese sido una pesadilla de abuela, una absoluta pesadilla... probablemente habría venido a la hora del baño, haría una increíble intervención: burbujas por todos lados, agua por todas parte y se iría".


(Fuente: BBC)

TAGS
lady di,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...