viernes 15, diciembre 2017 | Actualizado 09:03
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La travesía de una familia atrapada por la nieve que debió pasar 25 horas dentro de su camioneta con un frío extremo

20/07/2017 06:52 hs
Habían salido de paseo y quedaron varados en la ruta. Utilizaron distintos métodos de supervivencia hasta que fueron rescatados.

Un matrimonio neuquino y sus dos hijas, una de ellas con discapacidad, permanecieron durante 25 horas atrapados en la nieve el fin de semana pasado soportando temperaturas de 20 grados bajo cero, al quedar varado el vehículo en el que se trasladaban en la ruta provincial 21 entre las localidades de El Huecu y El Cholar, a 350 kilómetros al norte de la capital neuquina.


Paola Criado (43) y Hugo Reumay Dante (60) y sus hijas Ailin (17) y Antonella (20) emprendieron el viernes pasado un viaje de paseo que solo iba a extenderse por esa jornada hacia el norte de la provincia.


"Decidimos ir al norte porque en la zona sur, Bariloche, San Martín de los Andes y Villa la Angostura, había demasiada nieve y como en el norte (Neuquén) no había pronóstico de nieve sino de lluvia decidimos ir para allá", contó Reumay Dante.


"Decidimos ir hasta El Cholar y a las 4 de la tarde pegamos la vuelta: hicimos unos 15 kilómetros de regreso y tuvimos que poner las cadenas de nieve y seguimos, pero en una curva la camioneta se deslizó de costado y quedamos incrustados en el cordón de nieve que queda al costado cuando pasa la máquina", relató.


"Venía gente atrás que nos pasaron, pero cuando bajamos de la camioneta para poner las cadenas que se habían salido, el viento blanco y la nieve que caía no nos dejó hacerlo", explicó.


El hombre estimó que en el sector donde habían quedado atascados en una hora cayó entre 40 a 80 centímetros de nievecon el agravante que empezó a oscurecer y no era posible a esa altura de la jornada salir del lugar.


Paola, apelando a su experiencia de estudiante en la ciudad de Temuco, Chile, de donde es oriunda, recordó todo lo aprendido en campamentos que realizaban en la nieve y aplicó criterios de supervivencia para racionar el poco pan, fiambre, factura y agua que tenían.

 

Mientras tanto Hugo encendía la camioneta cada media hora, primero y cada 15 minutos después para calefaccionar el vehículo y cuidar el combustible ante una temperatura estimada esa noche de 20 grados bajo cero.


"No podía quedarme dormido porque si lo hacía y no controlaba el encendido de la camioneta podíamos sufrir de hipotermia y hasta ahí nomás íbamos a llegar".


Al día siguiente, es decir el sábado, Paola caminó 1,5 kilómetro para subir a un cerro cercano buscando señal de alguno de los tres celulares de distintas empresas de la familia pero sin resultados.


"No te hagas problema gordita, seguramente alguien nos va a venir a buscar", le dijo Hugo a su esposa.

 

"Ella quería salir a caminar pero le dije que no, la saqué a un costadito y le dije, mirá si tenemos que morir, vamos a morir los cuatro porque si vos vas a pedir ayuda, demoras cuatro, cinco horas yo voy a salir a buscarte y vamos a morir de hipotermia",recordó el dramático momento que vivieron.


Sin que ellos lo supieran hasta que los rescataron a las 18 del sábado, dos "héroes" anónimos" como los definió Paola, que también se habían quedado con sus vehículos en el camino, la vieron cuando subió el cerro y buscaron ayuda.


"Quiero mencionar a Sandro Sambueza quien caminó junto con otro señor de General Roca (Río Negro) 9 kilómetros enterrado en la nieve para pedir ayuda y gracias a ellos nos rescataron".

 

Paola expresó que "fue una experiencia dura, nos ha costado mucho despegarnos de la historia porque todos quieren saber qué es lo que pasamos y nosotros no hicimos nada más que tratar de sobrevivir con las pocas cosas que teníamos".


Hugo y Paola habitualmente realizan viajes de paseo en la región y aclararon que "hemos estado muchas veces en la nieve, disfrutando y jugando pero esta odisea nunca la pasamos y no queremos saber nada de la nieve por un tiempo largo".

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...