viernes 21, julio 2017 | Actualizado 13:45
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Calculan que por el descuentazo el Bapro habría gastado $ 220 millones

14/07/2017 09:47 hs
Es lo que dicen cerca de Vidal. Unos 250.000 usuarios de tarjetas aprovecharon la promoción.

No hay gente pobre que empuje los changuitos. Es la clase media y media baja, aprovechando la oportunidad para comprar con un atractivo descuento y estirar un poco el salario. Por un momento, las imágenes de los supermercados mayoristas platenses desplazaron discusiones de fueros parlamentarios, corrupción y desvaríos de campaña de "argentina próspera".

 

Ayer, el oficialismo tanto como la oposición trataron de explicar esta experiencia de consumo subsidiado por el Bapro como un "éxito" de intermediación estatal, por un lado, o el "curro" de los supermercados con los precios, por otro.

 

Cerca de María Eugenia Vidal insisten que un universo posible de 800 mil personas pagan, una vez al mes, la mitad de precio por alimentos. Con un beneficio máximo de $ 1500 por tarjeta.

 

Después vienen las finanzas del Bapro. El miércoles de junio se utilizaron 250 mil tarjetas (débito y crédito). Tuvo un costo de 154 millones de pesos. Eso no significa que fueran 250 mil personas porque hubo uso múltiple del plástico.

 

Esta vez, según confiaron fuentes bancarias a Clarín, el costo sería de 220 millones de pesos. Y la afluencia mucho mayor que el mes anterior.

 

Si se mantiene la proyección, hasta fin de año el Bapro debería tener una disponibilidad de 1.100 millones de pesos adicionales para el programa María Eugenia Vidal argumentó que el "fin social" del Banco Provincia permite destinar el descuento del 50% a la compra de alimentos en súper e híper. Su gobierno pone números: en los primeros seis meses 2017 el Bapro tuvo un rentabilidad de 3.100 millones de pesos contra 3.170 de todo el año pasado, y apenas 2.100 en el último ejercicio de la gestión Scioli.

 

Rápido, Sergio Massa (1Pais) procura votos que, en contrasentido, incluye a los beneficiarios del subsidio de Vidal. Y dice: "Argentina vivió (el miércoles) uno de los días más dolo rosos. Ver ocho cuadras de cola, gente peleándose por un changuito en un supermercado porque había 50% de descuento, nos muestra (...) que desgraciadamente la gente la está pa- sando mal y la plata no alcanza".

 

"Coincidencia", asumen en el gobierno. "La plata no alcanza desde hace tiempo y desde el estado intentamos mejorar esa situación de nuestros empleados, jubilados y hasta de trabajadores informales".

 

Ante el peso del argumento, Massa busca aliados entre los almacene ros; "los grandes perdedores del "Black Friday" (viernes negro) de compras criollas. Ayer estuvo en el centro comercial del barrio Los Hor nos, en La Plata, y los comerciantes cuestionaron la "angurria" comercial de las grandes cadenas.

 

Apropiadamente al caso, el candidato 1País no quiere ser el rezago en la cuenta electoral entre Cambiemos y Unidad Ciudadana. Las encuestas lo relegan al tercer puesto, detrás de Esteban Bullrich y Cristina Kirchner. Y entonces habla de la economía. El consumidor, aprovecha.


Fuente: Clarín

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...