viernes 18, agosto 2017 | Actualizado 15:18
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Una supuesta pelea a golpes de puño con Dybala provocó la salida de una figura de Juventus

14/07/2017 09:31 hs
De manera sorpresiva, un defensor del club italiano decidió irse de la "Vecchia Signora" para desembarcar en Milan.
Una inesperada bomba explotó en el mercado de pases de Europa. Tras rechazar varias ofertas de clubes importantes, como Chelsea y Real Madrid, la Juventus está próxima a desprenderse de una de sus máximas figuras: Leonardo Bonucci.

 

Milan se haría de los servicios del marcador central de la Selección italiana a cambio de 40 millones de euros y un suculento contrato para el futbolista. Aunque el propio deportista lo negó, los medios europeos ponen una pelea con Paulo Dybala y un encontronazo con Massimiliano Allegri como las causas de su salida.

 

El diario La Stampa asegura que durante el entretiempo de la final de la Champions League ante el Merengue el defensor abofeteó al delantero cordobés y le recriminó su falta de actitud en el primer tiempo.

 

Bonucci, por su parte, utilizó su cuenta de Facebook para negar esta información: "No existió ninguna discusión y mucho menos actos físicos. Fue un descanso como muchos otros durante el cual no pasó nada". Además, amenazó con emprender acciones legales: "Si mis palabras no fueran suficientes, estoy listo para hablarlo con mis abogados y defender mi nombre y mi honorabilidad".

 

El director general de la entidad de Turín, Beppe Marotta, en cambio, sí reconoció que "hubo discusiones tácticas" durante el mencionado encuentro en Cardiff. Según el citado medio, la tarjeta amarilla que vio Dybala en los primeros minutos motivó a que se rebajase, lo que provocó que el central italiano le gritase "¡Despierta!", dándole un golpe en la cara.

 

La Stampa también expresó que durante esta acalorada discusión Andrea Barzagli intentó calmar los ánimos, pero Bonucci le recriminó su floja labor a la hora de contener los embates de Marcelo. "Si hubieras puesto el pie delante de Cristiano no nos habría marcado el primer gol", habría expresado el próximo refuerzo del Milan.

 

Igualmente, el malestar del marcador central inició el 17 de febrero, tras la victoria de Juventus por 4 a 1 ante Palermo. Bonucci insultó al entrenador Massimiliano Allegri, quien lo marginó de la nómina (por ejemplo vio desde la platea el partido contra el Porto por la Champions League) hasta que el defensor se disculpó y recibió una sanción por parte de la directiva.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...