viernes 24, noviembre 2017 | Actualizado 08:07
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Así quedaría definido el Congreso después de las elecciones legislativas de octubre

09/07/2017 21:28 hs
Así se conformarían las Cámaras Alta y Baja partir de diciembre, según la proyección de una reconocida encuestadora.
Extraída de lanacion.com

Más presencia de Cambiemos, mayor fragmentación en el peronismo y la necesidad ineludible de buscar y lograr acuerdos para sancionar leyes. Ésas serían algunas de las características de la composición del Congreso que surgirá de las próximas elecciones, según un estudio de Poliarquía Consultores.

El relevamiento está basado en el análisis de la historia electoral de cada provincia, la composición de los frentes electorales, sus candidatos y los registros de opinión pública que la consultora realiza regularmente. En función de esas variables, y de los eventuales resultados en cada distrito, queda planteado el posible nuevo reparto de bancas, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

Este año se renovará la mitad de la Cámara baja (129 diputados) y un tercio de la Cámara alta (24 senadores) de ocho provincias: Buenos Aires, San Luis, San Juan, La Rioja, Jujuy, Misiones, Formosa y Santa Cruz.

La primera conclusión de Poliarquía es que Cambiemos sería el interbloque que sumaría más bancas. En Diputados conseguiría una docena de nuevos escaños, por los que quedaría con un bloque de 99.

Hacia dentro del conglomerado oficialista, Pro sería el gran ganador. El partido de Macri pondrá en juego 13 de sus 40 bancas y se alzaría con 19. La UCR, el partido mayoritario con 41 diputados, arriesga 22 y podría sumar apenas uno. La Coalición Cívica, en cambio, podría tener un crecimiento importante. Cuenta hoy con cuatro diputados, de los cuales tres deben dejar sus bancas en diciembre. Después de la elección podrían ser ocho.

clasoles esp
Pese al crecimiento, Cambiemos no tendría quórum propio en Diputados. En rigor, ningún bloque se quedaría con ese trofeo por lo que, como ocurrió hasta ahora, los acuerdos entre bloques seguirían siendo indispensables para conseguir que se sancionen leyes.

"El Gobierno deberá seguir negociando con sectores del peronismo para avanzar en su agenda legislativa. Por eso, estas elecciones tendrán más relevancia e impacto desde la lectura política que se haga de su resultado que en modificar las relaciones de fuerza en el Congreso", apuntó Alejandro Catterberg, director de Poliarquía y del informe que elaboró Nicolas Solari.

También en el Senado, Cambiemos crecería más que el resto de las fuerzas. El interbloque pone en juego tres de sus 15 bancas y podría reunir 23 en el nuevo Congreso. El PJ aportaría su parte. El senador sanjuanino Roberto Basualdo y el diputado puntano Claudio Poggi, ambos peronistas, compiten por bancas en la Cámara alta y se sumarían al bloque oficialista.

En el Senado, la mayoría seguiría en manos del peronismo, aunque la pérdida de bancas y el probable desembarco de Cristina Kirchner, que generaría más fragmentación, dejarían al PJ sin el quórum propio que hoy maneja.

Según el relevamiento de Poliarquía, el PJ, que hoy tiene 29 bancas en el Senado y arriesgará 11, podría perder dos. El PJ federal perdería uno de los 10 senadores que tiene hoy y el cristinismo retendría siete. Hoy son 11 y cinco terminan su mandato en diciembre.

En contrapartida, el espacio que responde a Cristina Kirchner se fortalecería en Diputados. Cuenta con 33 legisladores y pondrá 10 bancas en juego, pero podría sumar seis. Quedaría con un bloque de 39.

El peronismo no kirchnerista, en cambio, perdería cinco diputados. Hoy, el PJ y el Bloque Peronista suman 69 bancas, arriesgan 35 y sumarían 30.

También el Frente 1 País perdería diputados. El espacio arriesgará 21 bancas y conseguiría 16.
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...