jueves 20, julio 2017 | Actualizado 15:35
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La joven embarazada en Glew luchó con su asesino y fue ahorcada durante un minuto

07/07/2017 06:33 hs
Así lo reveló la autopsia. Ayelén Roldán, de 19 años, tenía además lesiones en los nudillos.

Ayelén Roldán, la joven embarazada de 19 años, se defendió de su atacante pero fue encontrada ahorcada en una casa de Glew. El agresor no forzó puertas ni ventanas. Esas son las únicas certezas de un caso lleno de interrogantes. Las certezas son pocas pero ayudan a empezar a reconstruir lo que pasó.


Cinco chicos de entre tres meses y 12 años dormían al cuidado de Ayelén, que era madrina de uno de ellos. Alguien rompió la quietud de la escena y ahorcó a Ayelén en un minuto. Pero también hay detalles macabros y morbosos que se suman al caso.


"El lunes salimos a las 20.30, pero antes tuvimos relaciones con ella. Ella se quedó en la casa y le dimos una llave, y fuimos a buscar a alguien para tener sexo con nosotros, porque ella no quería. Cuando volvimos, 4.30 de la madrugada, estaba muerta". La que habla es Natalia. Ella y su esposo fueron de las últimas personas que vieron con vida a Ayelén, y son también sospechosos en el caso, aunque están en libertad.


Ayer la fiscal María Laura Alfaro, de la UFI N° 3 de Lomas de Zamora, le tomó declaración a los padres de Ayelén y a su pareja, Hernán Valett (34). Hoy continuarán dando su testimonio otras personas del entorno cercano a la joven de Glew, para avanzar sobre las distintas líneas de investigación.


Alfaro partió de al menos cinco hipótesis para investigar el crimen. Una de ellas -la del suicidio- quedó descartada tras conocerse el resultado de la autopsia: Ayelén murió por "asfixia ocasionada por estrangulamiento por lazo", informaron fuentes del caso. La presión ejercida, siempre según la autopsia, fue "de dos a tres kilos y durante un minuto". Por eso creen que el atacante tuvo que hacer mucha fuerza para matarla.

 

Además, encontraron marcas en las manos de la víctima que prueban que la joven intentó defenderse. Las lesiones estaban en los nudillos y coinciden con las que tendría una persona que pretende forcejear con su agresor.

 

Ahora falta que periten los restos hallados debajo de las uñas de Ayelén y los comparen con las muestras tomadas a Valett, que fue detenido la tarde posterior del crimen aunque luego liberado. El novio estuvo tres años preso por robos, resistencia a la autoridad y lesiones leves agravadas, pero ya cumplió su condena. También se harán pericias sobre Natalia Cottone y Adrián Torres, el matrimonio dueño de la casa donde mataron a la joven y señalados por la familia como responsables del hecho.


Otra de las pistas que siguen los investigadores es sobre el lazo usado para matar a Ayelén. Creen que fue un cable que encontraron en el tacho de basura de la casa de Fleming 3550, en Glew, partido de Almirante Brown.

 

Durante los allanamientos ordenados por la fiscalía, secuestraron cables de la casa que la víctima compartía con Valett, y fueron peritados. Dos de ellos, que serían de un ventilador y un reproductor de DVD, tendrían similitudes con el utilizado para cometer el crimen. Por eso ordenaron hacer nuevos estudios para saber si alguno de ellos coincide con el usado para matar a Ayelén. Con esa prueba podrían vincular a Valett con el homicidio, otra de las hipótesis que maneja la fiscalía.

 

La Policía Científica también peritó puertas y ventanas de la casa de la pareja. Ahí no hallaron ningún indicio de que el asesino haya entrado por la fuerza. Cottone y Torres denunciaron algunos faltantes, por eso se barajó la posibilidad de un robo. Pero, de ser así, el atacante tendría que haber entrado con el consentimiento de Ayelén o con una llave propia. Bajo esa hipótesis, el foco vuelve a estar puesto en Cottone y Torres, el matrimonio amigo de Ayelén.


Anoche, los familiares de Ayelén reclamaron justicia en la plaza principal de Glew con una marcha, aunque sin incidentes como los registrados el día anterior, y luego comenzó el velorio.


(Fuente Clarín)

TAGS
ayelen roldan, la joven embarazada, glew,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...