viernes 28, julio 2017 | Actualizado 03:41
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

¿Por qué los hijos de los swingers pueden ser la clave de la investigación por la muerte de la embarazada en Glew?

06/07/2017 11:28 hs
La fiscal descubrió que los cinco menores de la pareja con la que Ayelén Roldán tuvo sexo estaban en la casa al momento de la muerte.

El cadáver de Ayelén Roldán no estaba solo cuando los efectivos de la DDI de Lomas de Zamora llegaron a Glew. La casa le pertenecía a Adrián Torres y Natalia Cottone, para quienes Roldán trabajaba como niñera y con quienes había tenido sexo "poco antes de morir".


Allí dentro, a metros del cuerpo de la joven embarazada, estaban los cinco hijos de Torres y Cottone, de 12 años. Esos niños pueden convertirse en una clave elemental para saber qué pasó: la doctora Laura Alfaro, titular de la UFI N°3 de la jurisdicción y encargada de investigar el caso, le tomará declaración por lo menos al mayor de ellos a comienzos de la semana que viene.

 

Tomarle declaración a un chico de 12 años no es algo tan simple. La primera información que posee Alfaro es que los niños habrían estado dormidos al momento del crimen. Roldán, por otra parte, no era la única mujer del barrio con la que Torres y Cottone tenían sexo swinger. Otra vecina que reconoció realizar tríos con ellos declaró en la UFI N°3: que los niños estuviesen dormidos mientras sus padres tenían sexo grupal en la misma casa era una práctica común.

 

Por lo pronto, todos son sospechosos en los cálculos de la fiscal Alfaro. No solo Torres y Cottone sino también Ariel Valett, de 35 años, alias "El Toro", la pareja de Roldán y el padre del bebé que llevaba en su vientre. Es un ex preso con un prontuario turbulento con condenas en tribunales lomenses a lo largo de la década pasada por lesiones agravadas, robo agravado y resistencia a la autoridad.

 

Valett presentó rasguños en hombros y espalda claramente producidos por uñas y que fueron constatados por un médico legista de la Bonaerense. Torres y Cottone aseguraron que "faltaban cosas" en su casa, indicando un robo, algo que se condice con los antecedentes de Valett. Otras voces en la causa hablaron de una historia de "celos" entre el ex preso y los presuntos swingers empleadores de la víctima. Sin embargo, la pareja de Roldán, con quien convivía, tiene argumentos a favor que lo alejan de la escena del crimen.


Tanto él como Torres y Cottone aseveraron que la pareja había ido a buscar a Roldán a su casa en un remis para comprar ropa en La Salada. Un vecino de Valett declaró que visitó al ex preso dos horas después de la partida de Roldán para reclamarle un disco de arado que le había prestado. El celular de Roldán, que compartía con Valett, también fue encontrado en la casa de la calle Silva, allanada a pedido de la fiscal Alfaro.


Las lesiones de Valett son un punto de partida: la fiscal ordenó que se le tomen muestras de ADN al ex preso así como a la víctima y a Torres y Cottone, análisis que pueden tomar un tiempo considerable. Alfaro espera también los resultados de la autopsia al cuerpo de Roldán, realizada en la morgue judicial de Lomas de Zamora. "Ahorcadura traumática" fue la primera causa de muerte determinada por médicos forenses que llegaron a la casa de la calle Fleming. Queda también por peritar la presunta arma homicida del hecho, un cable. Cerca del cuerpo no solo se encontró uno, sino dos.


(Fuente Infobae)

TAGS
ayelen roldan, glew,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...