domingo 23, julio 2017 | Actualizado 09:47
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

El argentino que cautivó a Audi y conquista Europa con una nueva revolución industrial

03/07/2017 12:16 hs
Witold Kopytynski es argentino y logró conquistar Europa con su pasión y trabajo.

Witold Kopytynski es argentino y logró conquistar Europa con su pasión y trabajo. Desarrolló un innovador método de producción que Audi está implementando y por el que recibió muchas consultas de diversas industrias.


El joven de 30 años que tiene ascendencia polaca estudió ingeniería industrial en la UCA en un tiempo récord. Se costeó una maestría en el Technische Hochschule Ingolstadt, que es una prestigiosa universidad alemana apoyada por Audi.


Poco tiempo después, el argentino que fue anotado con el mismo nombre que su padre comenzó a trabajar para la reconocida empresa de la industria automotriz.


Su tesis de maestría fue sobre sensores que detectan que al estacionar, la puerta no se choque con ningún objeto y consiguió que Audi la patente.


Una vez graduado creó con tres socios la empresa Arculus, que fue financiada por el gobierno alemán, debido a que presentaron un proyecto que ganó una beca de 150 mil euros a través del programa de Exist. Además, consiguieron otra ayuda de 36 mil euros y 25 mil de un programa acelerador de incubadoras.


En Arculus desarrollaron un sistema de producción modular que mejora un 30% la productividad para fabricar autos. "Se separan todas las estaciones de la línea de producción, y se colocan en un área 2D de cualquier dimensión y forma, cada una ocupando un cuadrante (una estación de seis metros por seis metros). Todos los productos son transportados sobre robots autónomos de un módulo independiente a otro, eligiendo siempre el óptimo para minimizar tiempos", consigna el diario La Nación.


Las pruebas del nuevo sistema de montaje se está desarrollando en la planta que Audi tiene en Gygoir (Hungría). Igualmente, antes de finalizar este año, se probará en tres proyectos más.


"Esta idea surge como solución a complejos de producción en la industria automotriz. Hace 100 años Henry Ford decía 'el cliente puede comprar cualquier color, siempre y cuando sea negro'. Hoy, todos los autos son diferentes. La cantidad posible de variantes, por ejemplo, del modelo A3 de Audi es de 40 cifras. No todos los productos necesitan los mismos procesos, ni los mismos tiempos y todavía se siguen produciendo en este sistema que fue diseñado para productos estándar", explicó Kopytynski.


El éxito se propagó rápido y están negociando el proyecto del nuevo modelo Urus de Lamborghini, buscan implementar el sistema en Volkswagen y Porsche y, hubo contactos de otras ramas. Una empresa que hace muebles se comunicó con ellos, una compañía aeroespacial les pidió información y Siemens lo quiere aplicar para sus motores eléctricos.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...