domingo 24, septiembre 2017 | Actualizado 11:07
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La mitad de los argentinos gana menos de $10.000, según el INDEC

30/06/2017 10:06 hs
Son datos del primer trimestre. El 40% de los trabajadores no alcanzó el salario mínimo vital y móvil.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer este jueves que la mitad de la población contó con ingresos por debajo de los 10 mil pesos mensuales durante el primer trimestre de este año.


Asimismo, el organismo detalló que para este período en el que empezó a regir el salario mínimo vital y móvil de $8.060, el 40% de los trabajadores del sector formal e informal no lograban un ingreso equivalente a este piso salarial.


No tan distinto fue el caso de la población asalariada -en relación de dependencia formal o informal- entre quienes un 30% fue remunerado con ingresos menores al salario básico.

 

En cuanto a la distribución del ingreso per cápita, el informe del Indec indicó que la mitad de la población se apodera de apenas el 20% del total de los ingresos individuales, donde se computa lo obtenido por el trabajo principal más jubilaciones, pensiones o subsidios. Y en la distribución por hogares, el 50% de estos logra ingresos por hasta $18.000 mensuales, equivalente al 23,2% del total. En tanto, si se comparan ambos extremos de los deciles de población, el 10 por ciento del estrato más alto logra ingresos 15 veces superiores al decil inferior.

 

El decil inferior fue indicado con ingresos por entre $100 y $6.700, mientras que el más alto se computó con ingresos entre $45.600 y $500.000.

 

Un detalle no menor es que, al discriminar la distribución del ingreso por sexo, la Argentina tiene números preocupantes. Dentro de las 1.625.438 personas que conforman el diez por ciento con menores ingresos, el 67,7% son mujeres. En el otro extremo, dentro del diez por ciento de mayores ingresos del país, el 36,7% son mujeres y el 63,3% son hombres.

 

A su vez, reveló que en el decil inferior, sobre el total de ingresos el 36,1 por ciento proviene de ingresos laborales y el 63,9 por ciento de ingresos no laborales. La situación inversa se observa en el decil superior, donde el 82 por ciento de los ingresos son laborales y el 18 por ciento no laborales.

 

Por su parte, el coeficiente de Gini -que mide la desigualdad de la sociedad y es mejor tendiendo a cero- para el primer trimestre se ubicó en 0,437, contra 0,451 del tercer trimestre de 2016, datos comparables porque en ambos se elude el efecto del aguinaldo en los ingresos. La variación refleja una mejora en la distribución del ingresos.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...