viernes 23, junio 2017 | Actualizado 02:02
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

La maldición de Hollywood: los trágicos finales de sus niños estrella

10/04/2017 13:41 hs
Futuros prometedores, papeles inolvidables, films más que recordados. Todo empañado por una especie de destino maldito.

¿Existe algún tipo de maldición sobre los niños prodigios de Hollywood con final trágico?

No, es sólo casualidad. 
Si, existe una maldición en Hollywood. 
No, es sólo casualidad.
 
68.18%
Si, existe una maldición en Hollywood.
 
31.82%

Muchos son los mitos y leyendas que rodean al mágico mundo de Hollywood: películas que dicen estar malditas para quienes las realizaron, el llamado "Club de los 27" del cual forman parte actores, y también músicos, que murieron a los 27 años, cómo si cumplir esa cifra fuera el final anunciado e inevitable.


Los niños "estrella" portan sobre sí mismos, casi como un sello inquebrantable, un final poco feliz. Si su vida no está signada por las adicciones o los escándalos, es por la muerte. Como si la fama al llegar tan temprano, los devorara. Como si el reconocimiento inmediato, cobrara con sus vidas esos momentos inesperados de esplendor.


Los casos son varios, pero DiarioVeloz, selecciono algunos:

 

  • Rob Knox (Marcus Belby de "Harry Potter, El misterio del príncipe")   


Robert Knox, era originario del Reino Unido, representó a Marcus Belby en uno de los films de la saga más exitosa de la historia del cine: Harry Potter, El Misterio del Príncipe.


Murió el 24 de mayo de 2008, a sus 18 años, el día que terminó el rodaje de la película. ¿La causa? Durante una pelea en un bar, defendió a su hermano y fue apuñalado por Carl B. el acusado de provocarle la muerte.


Según informaron testigos del incidente, Jamie, su hermano de 17 años discutía con este joven Carl B. quien lo amenazaba a viva voz: "Te voy a rajar la garganta con la navaja", esgrimiendo el arma ante la cara del aterrorizado adolescente. Rob intervino y Karl, lo apuñaló a él.


Falleció varias horas después, a la una de la madrugada en una clínica. Todo ocurrió muy cerca de su casa, a las puertas de un bar en un barrio de clase media de Londres. En total hubo cinco heridos que tuvieron que ser ingresados en el hospital Queen Elizabeth II. Entre ellos Carl B., de 21 años, que fue detenido bajo sospecha de haber matado a Knox.


      rob Knox.png

 

  • Dominique Dunne y Heather O' Rourke: las niñas de Poltergeist, una maldición aparte


Dominique Dunne fue una actriz estadounidense que participó en varias series televisivas. Sin embargo, el único papel en cine que obtuvo fue el de Dana, la hija más grande la familia Freeling, atacada por las tan oscuras energías en la primera parte de trilogía Poltergeist, una de los clásicos del terror de los años 80,  ya que en el mismo año del estreno (1982), fue atacada por su novio.


La pareja de Dominique, la estranguló hasta dejarla en coma y ella murió el 4 de noviembre, despertando así la leyenda de que las películas estaban realmente malditas. Dominique sólo tenía 22 años.


      Dana_Freeling.jpg


Pero la leyenda sobre la maldición de Poltergeist no tiene su fundamento nada más que en la muerte de Dunne, sino también por la de Heather O'Rourke. La dulce niña que interpretó a la perturbada Carol-Anne, la más pequeña de los miembros de la familia Freeling, sufrió una extraña infección intestinal que la conduzco a la muerte, cuando tenía solamente 12 años.


Antes de filmar Poltergeist III la pequeña había estado en tratamiento por una enfermedad estomacal que la había atacado repentinamente. Fue asistida por los médicos que lograron eliminar las molestias y Heather pudo rodar la última parte de la trilogía.


Pero el 1 de febrero de 1988, Heather se levantó como cualquier mañana. Mientras desayunaba se sintió mal y cayó al piso, agobiada por una infección generalizada. Luego de entrar en coma falleció esa misma tarde dejando consternados a familiares y fanáticos que no podían entender el pronto final de una niña que gozaba de una prometedora carrera en Hollywood.


      carol.jpg

 

  • River Phoenix, el bello chico malo


Este actor, hermano del reconocido Joaquin Phoenix, la contrafigura de Russell Crow, en la película ganadora del Oscar "Gladiador", apareció en varias películas, como Indiana Jones y la Última Cruzada y Cuenta conmigo, donde se cuenta que probo la marihuana por primera vez y perdió su virginidad.


Con su cabellera rubia, sus ojos azules y su increíble estilo rebelde, arrancaba suspiros entre las adolescentes. Pero su fama de "chico malo" no era sólo fama: River era adicto a las drogas, lo que lo condujo a la muerte un 31 de octubre. Aquel Halloween de 1993, una sobredosis de heroína y cocaína combinada con problemas cardíacos, hicieron colapsar el cuerpo de Phoenix de 23 años, en la puerta del club nocturno propiedad de uno de sus grandes amigos: Johnny Depp.


El local, llamado Viper Room, situado en West Hollywood, contaría esa noche con la presentación en vivo de Flea, el bajista de Red Hot Chili Peppers. Por esta razón, River, su novia de aquel momento, la también actriz Samantha Mathis y su hermano Joaquin. Quien fue testigo del desmayo de su hermano a la una de la madrugada, y de los cinco ataques epilépticos que sufrió sin poder ser asistido en la puerta del club.


Si bien River tenía fama de "chico sano", que no bebía alcohol y no consumía drogas, sólo era una fachada. Aquella noche en el Viper Room, se lo pudo ver desde las 23, entrando y saliendo del baño, aparentemente drogándose.


A la 1:51 de la mañana el hospital Cedars-Sinai, lo declaró muerto. La autopsia hizo añicos al mito del chico sano cuando se pudo conocer el resultado: muerte por sobredosis de drogas. Había consumido cocaína y heroína en una cantidad ocho veces superior para matar a una persona. Además había tomado morfina, efedrina, Valium y además había fumado marihuana. En la sangre tenía 0% de alcohol.


A los 18 años, River había sido nominado para los premios de la Academia de cine como mejor actor secundario. Dicen quienes saben que el hecho de ser hijo de una familia hippie, hizo que los peligros de Hollywood, lo agarraran desprevenido.


      Embed

 

  • Skye McCole Bartusiak, un futuro trunco por la fatalidad


Skye, interpretó a la pequeña hija de Mel Gibson en el film del año 2000, "El Patriota", dirigida por Roland Emmerich.


Ese fue tal vez el papel más reconocido de la actriz aunque había participado en varias películas y series. Skye, sufría ataques de epilepsia y esta hipótesis fue la primera que se manejo sobre la causa de su muerte, el 19 de julio de 2014 en Texas y con sólo 21 años.


Sin embargo, luego se confirmó en la autopsia que la real causa del deceso de la actriz, fue la toxica y letal combinación de medicamentos: hidrocodona, difluoroetano y carisoprodol. Su muerte fue catalogada como un accidente, según el Instituto de Ciencias Forenses del condado de Harris.

Lo cierto es que con un futuro prometedor la carrera de esta bellísima actriz, se truncó y nadie podrá volver a disfrutar de un nuevo papel.


      Skye - El Patriota.jpg

 

  • Jonathan Brandis, la eterna mirada tierna y las consecuencias de que Hollywood dé la espalda


Jonathan Brandis fue quizás uno de los niños más famosos de la industria cinematográfica de los años 90. A muy corta edad fue el protagonista de la segunda parte de  "La historia sin fin", película de culto para los niños de esa época quienes lo recuerdan como "Bastian" el nombre de su personaje.


En ese mismo año, 1990, obtuvo el papel para interpretar a la versión preadolescente de Bill, en la miniserie basada en uno de los libros más aterradores del escritor Stephen King, "It", en la que una oscura fuerza tomaba la forma de un payaso (Pennywise) para atemorizar a los niños y que termina persiguiéndolos por toda su vida. Bill de adulto era interpretado por Richard Thomas.


Brandis, siempre recordado por su tierna mirada azul, era intenso a la hora de interpretar a sus personajes, incluso siendo un niño.


En la madrugada del 11 de noviembre de 2003, Jonathan Brandis se colgó en su departamento de Los Angeles. Fue hallado por sus amigos, quienes llamaron a los paramédicos que asistieron a trasladaron al joven actor al centro médico Cedars-Sinai, en donde finalmente murió el 12 de noviembre por los daños causados por ahorcarse.


Brandis no dejó ni siquiera una nota que explicara por qué había tomado esa tan drástica decisión a los 27 años, pero luego de su muerte, sus amigos explicaron a la prensa estadounidense que estaba deprimido tras el descenso de su carrera en los últimos años y tal como declaró uno de los más cercanos a Jonathan, al semanario People, había comenzado a beber alcohol desmedidamente.


      Embed

 

  • Matthew Garber, el niño de Mary Poppins


Las tragedias no sólo tuvieron lugar durante los años 80 y 90. En 1977, Matthew Garber, murió a los 21 años de una pancreatitis derivada de la complicación de una hepatitis contraída durante un tour por la India. Antes de trasladarlo a Londres, su ciudad natal, la infección llegó a su páncreas.


Garber había interpretado a Michael Banks en Mary Poppins, la película sobre la increíble y mágica niñera, protagonizada por Julie Andrews.


      niño mary poppins.jpg


La conclusión es suya: ¿Pesa algún tipo de maldición sobre las estrellas jóvenes de Hollywood o es simple casualidad? 

TAGS
tragedia en hollywood,
Enviá tu comentario