miércoles 20, septiembre 2017 | Actualizado 11:39
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Padre e hijo policías: asesinato e intento de suicidio en un cumpleaños

16/02/2017 12:35 hs
Mientras se festejaba su cumpleaños, el joven abrió fuego contra su padre tras una discusión. Intentó suicidarse pero falló.
Un oficial de la Policía Local de Bahía Blanca mató de un balazo a su padre, miembro de la Bonaerense, y luego intentó suicidarse con un tiro en la cabeza mientras se festejaba su cumpleaños.

 

El hecho ocurrió anoche en una casa ubicada cerca del cruce de las calles 3 de Febrero y San José, donde hubo una discusión entre Martín Cané (22) y Gustavo Cané (57).

 

Antes, según testigos, el joven había discutido con su esposa, su madre y sus suegros. Cuando llegó su padre se elevó el tono y pasó a ser una fuerte pelea. Hasta que Martín tomó su arma reglamentaria: le disparó dos veces a Gustavo y después se gatilló.

 

Gustavo falleció ahí mismo, en la casa. Y Martín fue trasladado al hospital provincial José Penna, donde permanece internado en coma y con asistencia respiratoria. Su estado es reservado.

 

Delia, la suegra de Martín Cané, reveló por televisión que ayer su hija le había contado que el policía le había pegado y hasta le sacó una navaja. "Estaba sorprendida y mal, porque era la primera vez que ocurría", declaró.

 

Los voceros dijeron que Gustavo Cané estaba en actividad en la Bonaerense pero cumpliendo tareas pasivas. Su hijo esta mañana andaba delicado, ya que "perdió masa encefálica" a raíz del balazo.

 

"No nos mató a todos de casualidad"

 

Bahía Blanca está conmocionada con el caso de la familia Cané. La situación se desencadenó durante el festejo de cumpleaños del asesino. Amigos y familiares presenciaron el drama.

 

"Todo pasó en pocos segundos, estaban discutiendo por el auto adelante de todos y se dijeron cosas muy hirientes. No nos mató a todos porque no era nuestro momento", contó Delia, la suegra, en el programa Bahía Hoy. "En un momento se puso el chaleco antibalas y su mamá lo quiso frenar, pero le dijo que estaba podrido del papá."

 

Además, la mujer contó que Gustavo había amenazado al hijo con hacerlo echar de la policía "porque lo consideraba un peligro para la sociedad".

 

"En ese momento se volvió loco, sacó el arma y lo mató. Después se dio vuelta, nos miró a todos a los ojos y se pegó un tiro. Nunca pensé que iba a vivir una cosa semejante", cerró Delia.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...