miércoles 24, mayo 2017 | Actualizado 16:44
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Brutal asesinato de un empresario que transportaba casi 6 millones de pesos en Florencio Varela

30/01/2017 13:46 hs
El hombre fue interceptado en Florencio Varela. Hubo más de 40 disparos y hay un custodio herido.

Un empresario fue acribillado en Florencio Varela cuando se trasladaba en una camioneta utilitaria con 6 millones de pesos. Hubo más de 40 disparos y hay un custodio herido.


Aldo Oscar Venturini fue asesinado esta mañana en el cruce de las calles República de Francia y José Blanco, a dos cuadras del Camino General Belgrano.


El hecho ocurrió alrededor de las 10, la víctima se movilizaba con dos policías que iban de custodios. Según las fuentes, Venturini había partido de su distribuidora de cigarrillos, galletitas y golosinas rumbo a un banco con la recaudación del fin de semana.


La camioneta Renault Master en la que se trasladaban fue interceptada a las 10 de la mañana por una camioneta. Los delincuentes se bajaron del vehículo y comenzaron a disparar, poseían armas largas.


En el lugar se originó una balacera entre los ladrones y los policías. Venturini viajaba en el asiento del acompañante, fue alcanzado por los balazos y murió en el lugar.


De los dos policías -ambos de franco de servicio y petenecientes al Comando de Patrullas de Quilmes-, uno resultó ileso y el otro, el teniente primero Leonardo Flores, fue herido a tiros en sus piernas, por lo que fue trasladado al Hospital El Cruce de Florencio Varela, según consignó el diario La Nación.


Luego de matar a Venturini, uno de los asaltantes se llevó el bolso donde la víctima llevaba los seis millones de pesos que iba a depositar. Efectivos de la comisaría 3ra. de Florencio Varela hallaron luego abandonada una camioneta Ford Ranger patente LXU 843 con manchas de sangre en el asiento del acompañante -se cree que uno de los autores del crimen fue herido por los policías-.


Según testigos, los ladrones huyeron luego en un automóvil Chevrolet Agile.

 

TAGS
aldo oscar venturini,
Enviá tu comentario
Seguí leyendo...