jueves 21, septiembre 2017 | Actualizado 21:52
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Por qué los precios al contado son más baratos que los precios en cuotas

25/01/2017 06:47 hs
Los comercios tendrán que cambiar cómo exhiben los importes a partir de febrero. Los motivos de la diferencia.
El Gobierno finalmente anunció la puesta en marcha de un cambio para "transparentar precios" que implicará la diferenciación en las góndolas entre el precio al contado y el importe que se abona en cuotas, modalidad que se aplicará desde el 1° febrero.

 

"Hoy el precio de contado incluye un costo de financiamiento. Ahora se va a separar el precio de los productos del costo de financiamiento", aseguró el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

 

Así, será más barato para el consumidor será más barato comprar en un solo pago que en cuotas. La iniciativa ya había sido propuesta en el proyecto de Ley de Tarjetas del año pasado, pero no tuvo el visto bueno en el Congreso.

 

¿Cómo es que ahora cada producto tendrá dos importes?

 

Precio contado: es la opción más barata para pagar en el momento de compra con efectivo, tarjeta de débito o una cuota con tarjeta de crédito. Este precio debería bajar entre un 10% y 15% a partir de febrero, desde el gobierno afirman que los comercios "estaban ocultando el costo de financiamiento en ese valor".

 

Precio financiado: este valor es más alto que el contado porque incluye la opción que ofrece, por ejemplo un banco, para que el cliente pueda financiar su compra y pagar en dos o más cuotas. Se debe expresar junto al precio el costo financiero total (CFT) y la tasa de interés asociada.

 

Del Ahora 12 a las cuotas sin interés

 

El Gobierno dejó en claro que tanto el Ahora 12 como el Ahora 18 continuarán, e incluso ofrecerán un costo financiero menor que el de las tarjetas, ya que es un programa oficial para incentivar el consumo.

 

Sin embargo, el Gobierno busca que con esta medida se destierre la generalización de la famosa frase cuotas sin interés. "Hoy no hay cuotas sin interés. Hay cuotas con interés oculto que llegan a tener un interés implícito de hasta un 50%", aseguró Cabrera.

 

Los funcionarios destacaron que al sincerar el verdadero peso del financiamiento, habrá más competencia entre las tarjetas de crédito para que el cliente elija usar la tarjeta de ese banco -si es cliente o tiene una extensión- a la hora de pagar en dos o más cuotas.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...