miércoles 26, julio 2017 | Actualizado 11:48
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Tres víctimas de Cristian Aldana, el líder de "El Otro Yo", contaron en un video los abusos

06/01/2017 07:58 hs
Aparecen en un video y cuentan los abusos sufridos por el líder de "El Otro Yo".

Tres víctimas de Cristian Aldana contaron en un video los abusos. Aparecen en un video y cuentan los abusos sufridos por el líder de "El Otro Yo"


      Embed

"El primer hecho fue en una orgía. Eramos todas menores, yo tenía 14 años. Era mi primera relación sexual". "La primera ocasión que estuve con él tenía 14 años y era la segunda vez que lo veía. Fui a su casa, después de la escuela. Entré y me dijo "así que sos muy puta?". Me dio vuelta y me penetró por atrás sin preguntarme. Era la segunda vez que tenía sexo".


"Lo denuncié por primera vez en 2010. Me contagió una hepatitis B a mis 15 años". Así de crudos y estremecedores son cada uno de los relatos que aparecen en un video de casi 10 minutos, en el que tres de las denunciantes del músico Cristian Aldana, líder de la banda "El Otro Yo", cuentan los abusos que sufrieron.


      Embed


El testimonio de Ariell, Charlie y Felicitas fue publicado en el sitio La Matria y tuvo en menos de 24 horas más de 720 mil reproducciones. "Me hizo creer el verso del sexo libre y del amor libre, tergiversó todos sus mensajes de amor y paz para aprovecharse de la vulnerabilidad de niñas menores", dice una de ellas.

Aldana fue denunciado por primera vez en 2010, pero la sucesión de denuncias terminó de concretarse a mediados de este año, cuando fue escrachado públicamente. Desde finales de diciembre está preso. Y su situación es cada vez más complicada.


      Embed

El juez Roberto Oscar Ponce, del Juzgado Nacional de Instrucción N° 17 de la Ciudad de Buenos Aires, no hizo lugar al pedido de excarcelación que había solicitado por la defensa del cantante. Aldana está imputado por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante, con acceso carnal, a menores de edad en siete oportunidades.


"Las diez denunciantes renacimos de las cenizas, porque él nos mató. Es un femicida psicológico, mató nuestra inocencia y nuestra posibilidad de creer en el amor. Todas nos quisimos suicidar en algún momento de nuestras vidas", concluyen.

Enviá tu comentario
Seguí leyendo...