miércoles 26, abril 2017 | Actualizado 12:42
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%
Escapadas

Canning, un rincón de Europa a 30 kilómetros de la Capital Federal

14/12/2016 12:19 hs
Construido con una típica arquitectura al estilo de los pueblos medievales del Sur de Italia, Plaza Canning es el corazón de esta localidad ubicada a tan sólo 32 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires y a 10 minutos del aeropuerto de Ezeiza. Cuenta con un teatro, un hotel y una amplia oferta gastronómica.

Diseñado como un viejo pueblo italiano, con calles angostas, balcones floridos y puentes de piedra, Plaza Canning no pasa desapercibido para los lugareños y para los visitantes.

 

La idea nació de un hombre que supo ver a futuro y comenzó a darle forma a su sueño contra viento y marea, dándole vuelo a su capacidad de emprendedor. "Soñé con construir un pueblo en sí mismo, donde en la plaza central esté el médico, el panadero, el hotel, el teatro, el restaurante, el banco, la veterinaria, el mercado, la peluquería, la cafetería y, desde ya, gente que vaya y venga, que se encuentre, que pasee y disfrute", cuenta César Giuggioloni, uno de los emprendedores que más tuvo que ver con el crecimiento de Canning en la última década. Y su sueño se hizo realidad. Hoy este lugar es punto de encuentro de los habitantes de Canning, con un estilo de vida único en Zona Sur.


Si bien Canning lleva más de 20 años de constante crecimiento, en la última década tuvo su gran auge, siendo la localidad más elegida de Zona Sur para las nuevas familias que llegan en búsqueda de tranquilidad y seguridad.


Hoy en día sigue siendo un pueblo tranquilo que si bien está a 32 kilómetros de Capital Federal, conserva los horarios de la siesta, el andar tranquilo y la seguridad tan ansiada. Vivir en Canning es casi como estar siempre de vacaciones. Un pueblo que nació gracias a la llegada de inmigraciones. Portugueses con hornos de ladrillos, italianos que construyeron las primeras casa quintas y judíos que formaron los primeros barrios privados de la zona.

 

"Mis padres llegaron a la Argentina buscando una tierra de oportunidades. Yo encontré esta tierra en Canning", cuenta César, hijo de dos inmigrantes italianos.

 


Sobre Canning


Canning es una localidad dividida en dos: de un lado de la ruta 52 pertenece al partido de Ezeiza, y del otro lado de la ruta pertenece al partido de Esteban Echeverría. Es un área única por su entorno, conformado por barrios cerrados, clubes de campo y zonas residenciales, y sus accesos fáciles y rápidos a la Ciudad de Buenos Aires fueron claves en su crecimiento.

 

En poco tiempo Canning cambió su fisonomía y parte de ese cambio se debe a Plaza Canning. Quien vaya hoy a conocer Canning tiene la posibilidad de quedarse a dormir hospedándose en un hotel 4 estrellas (que por su cercanía a Ezeiza es visitado por muchos extranjeros), disfrutar de su amplia gastronomía, ver una obra de teatro, o bien volver a Buenos Aires en el mismo día. El acceso al sur de Capital Federal se hace en media hora.


Para los visitantes, es un polo gastronómico, punto de diversión, esparcimiento y relax. Para los que viven en Canning es parte de su vida ya que cuenta con una gran oferta gastronómica (cocina peruana, italiana, japonesa, mediterránea, grill americano, heladerías, cafeterías y casas de té), locales de diseño, indumentaria, muebles y oficinas profesionales, casa de arte y exposición de cuadros, cadena de hamburguesas, banco, librería, salón de belleza. Y en Junio de este 2016 se sumó el mercado de productores Sabe la Tierra, que eligió Canning como su aterrizaje en Zona Sur.


Sabe la Tierra está todos los sábados de 10 a 18 en Plaza Canning con sus productos naturales, orgánicos y sustentables, una gran novedad para la gente de la zona que no contaba con este servicio tan cerca de su casa. Un real espacio de encuentro entre productores y consumidores, todos habitantes de la misma zona. Su última edición 2016 será este sábado 17 de diciembre, ya que el 24 y 31 estará cerrado por las fiestas navideñas. Vuelve en febrero renovado.


Enviá tu comentario