miércoles 26, julio 2017 | Actualizado 19:42
Usuario
Bienvenido
T 20°C H 68%

Recaudaron casi US$ 1 millón para tratar a su hija enferma y ahora los detuvieron por estafa

09/12/2016 18:39 hs
El caso de Nadia conmueve a la sociedad española. Sus padres pedían dinero en los medios, pero vivían rodeados de lujos.

Para algunos es una gran estafa, para otros un acto desesperado y de exageración. Lo cierto es que en España todos hablan del caso Nadia.


      nadia2.jpg

Nadia es una nena de once años que tiene, al parecer, una enfermedad rara. Sus padres iniciaron en los medios una campaña para recaudar fondos para el tratamiento de su hija. Llegaron a reunir un total de 970 mil dólares desde 2008, pero ahora se descubrió que la enfermedad de la nena no sería tan grave y tanto la mamá como el papá de la menor fueron arrestados por estafa.


¿Engañaron a toda la sociedad con la supuesta enfermedad para juntar plata? Es lo que se preguntan los españoles por estas horas. Desde hace varias semanas los medios de comunicación empezaron a contar la historia de Nadia, una chica que estaba atrapada en un cuerpo de 80 años producto del síndrome de Tricotiodistrofia, una enfermedad rara, llamada también "de piel de serpiente". La dolencia le ocasiona a la nena trastornos propios de una anciana, como cataratas, cansancio, dificultades para hablar y que camine con las piernas torcidas.


Cada vez que se hablaba del tema, ahí estaban los padres: Fernando Blanco y Marga Garau. Pedían, rogaban en los medios de comunicación que la gente les donara dinero para poder hacerle los debidos tratamientos a su hija. Tal fue la movida solidaria que en poco tiempo consiguieron los 142.131 euros para operarla en Estados Unidos. Pero algo empezó a oler mal.


Las primeras sospechas surgieron de los vecinos de la familia. Decían que los padres tenían una vida "de lujo": alquilaban una casa muy cara y cada uno se movía en autos de alta gama. Signos todos de un consumo impropio para quienes recurren a la conciencia --y al dinero-- del público general.


Fue entonces que ante la presión mediática los padres tuvieron que hablar. Blanco reconoció a principios de esta semana que había "exagerado " partes de la historia. El hombre aseguró que estaba dispuesto a decir la verdad, pero nunca llegó a dar la cara y el pasado miércoles fue detenido por un posible delito de estafa. También Marga Garau, la madre de la nena, fue detenida, aunque quedó en libertad tras declarar.

La causa solidaria había sido defendida por personalidades destacadas de España, como la presentadora Belén Esteban y Alejandro Sanz. Pero el Diario  publicó un artículo en el que señalaba algunas lagunas o mentiras que escondía el relato de los padres de Nadia.


En la nota se cuenta que según explicó el papá a los medios, la pequeña Nadia fue intervenida en un hospital de Houston del que no dio el nombre. Preguntado por , finalmente aseguró que la nena fue operada en el Houston Children's Hospital, pero quienes buscaron aún no encuentran ningún centro hospitalario con ese nombre. El lugar con el nombre más parecido es el Children's Memorial Hermann Hospital, pero en ese centro no existe ningún registro a nombre de Nadia y tampoco tienen constancia del hipotético tratamiento al que Nadia se habría sometido allí (que consiste en una especie de "reseteo cerebral"). Ante la presión mediática, Blanco acabó reconociendo este lunes que cuando le decía a su mujer que se iba con la niña a Houston, realmente visitaba curanderos.


Fernando Blanco detalló en qué consistían las supuestas operaciones a las que ya había sido sometida la nena (cinco en seis años). Supuestamente le sacaban los genes, los mutaban y se los volvían a introducir en la cabeza. Expertos consultados por el diario español aseguran que "no hay evidencia de que sea una intervención técnicamente posible". En la actualidad no existe tratamiento para la tricotiodistrofia que sufre Nadia.


Según el relato inicial del papá, con su hija recorrió medio mundo en busca de los especialistas más prestigiosos. Pero el lunes reconoció que en muchas ocasiones había llevado a la pequeña a curanderos. Uno de los viajes que generó más recelos entre los expertos sue la supuesta visita a un especialista en una cueva en Afganistán. Blanco acabó reconociendo que no estuvo en ninguna cueva aunque sigue manteniendo que sí estuvo en ese país. Según fuentes de la investigación, no existen datos de que haya salido del territorio de la Unión Europea.

Estas y algunas mentiras más salieron a la luz en la última semana. Hoy es un día clave ya que los padres deben declarar ante un juez. Están investigados por por presunto delito de estafa. Algunos creen que exageraron la historia ante la desesperación, otros son claros con lo que piden: "Que devuelvan el dinero".


Fuente: Lavanguardia.es


Enviá tu comentario
Seguí leyendo...